martes, 30 de mayo de 2017

"The Machine" la tira de cómic de Corey Mohler que te hará preguntarte acerca de la naturaleza de tu "yo"

Vía la recomendable web high existence dejo un cómic filosófico en su idioma original.
Por lo que tengo entendido, este fue el primer cómic publicado online por Corey Mohler autor de la web Existential Comics .

Desde hace bastante tiempo me he divertido y he estado compartiendo Existential Comics, un webcómic sobre  existencialismo y otras áreas de la filosofía. Para mi, Existential Comics encarna el enorme potencial de entretenimiento y educación que se fusiona sin problemas con Internet.
Corey Mohler, el tipo detrás de Existential Comics, toma con éxito ideas filosóficas y las sazona con humor a través del medio del webcómic.
Este es el tipo de idea educativa innovadora que tiene el potencial de atraer a la juventud  hacia el aprendizaje de las cosas "súper serias". La educación puede ser un juego

En esta web encontraréis una selección de sus tiras en español:


https://www.edstirner.com/comics-existenciales/


El cómic que dejo a continuación tal y como dije está en inglés, lo siento por los que no se manejen en el idioma, pero como contrapartida ya os dejé una web en español que traduce algunas tiras del autor del cómic que me cautivó.

Al finalizar la tira traduje una breve explicación final sobre su contenido y copié los enlaces que hay en la web high existence de un par de libros sobre la temática que aborda la tira, además traduzco el primer comentario de un lector sobre su impresión acerca de lo que nos trata de transmitir el cómic (recomiendo leer el intercambio de comentarios entre Albyn, el lector cuyo primer comentario traduciré y Peter otro lector que expone casi lo contario, digamos que Albyn cree menos en el libre albedrío que Peter).


(pulsad este link si queréis ver las imágenes y las letras en mayor tamaño)
The Machine by Existential Comics

machine1

 machine2 machine3 machine4 machine5 machine6 machine7 machine8

¿Qué significado tiene este cómic?


Este cómic explora el problemá filosófico de la identidad. La pregunta de “que me hace ser un ser singular?” parece bastante sencilla, pero después de una investigación, encontramos (quizás de modo sorprendente) que la cuestión es bastante compleja y que existe poco consenso en cuanto a lo que hace que una persona sea una persona, lo que se necesita para que la identidad de una persona persista en el tiempo,etc.

Los filósofos han debatido este problema durante siglos, Y como con tantas cosas en las cuales uno cavila profundamente, no parece haber respuestas simples o absolutas. Para un acercamiento a la historia del pensamiento que rodea las cuestiones sobre la identidad personal, recomiendo fervientemente este artículo de la  Stanford Encyclopedia of Philosophy’s.

El cómic anterior capta perfectamente el enigma filosófico de un ser inseguro sobre cómo definirse a sí mismo llegando a cotas surrealistas al presentar un protagonista que decide que está compuesto de innumerables yoes, muriendo sus yoes sucesivos cada noche cuando se va a dormir. El cómic hace una transición sobre las divagaciones acerca de la identidad personal hacia el mejor modo de alcanzar un sentido sobre el significado de la vida.

Después de entrar en la máquina de teletransportación para comenzar una nueva vida, el protagonista decide que "no podría haber gran significado en una vida tan corta, ni en una más larga". Después de declarar que la vida está vacía de cualquier significado esencial, el protagonista rechaza su pasado en el que vivía de modo hedonista, afirmando que el problema de la falta de sentido no podría ser superado por tal enfoque.

Es entonces cuando en una transformación existencialista, el protagonista crea su propio significado, es decir, crea sus propios valores y encuentra el significado en los detalles de su vida cotidiana. El trabajo, la bondad y la filantropía se convierten en las piedras angulares de su existencia. Y en su lecho de muerte, a pesar de que (suponemos) sigue sintiendo que la vida no tiene un gran significado, el hombre reflexiona con cariño en sus recuerdos y se siente contento, agradecido por la vida que ha llevado. A pesar de ver la vida como vacía de sentido absoluto, el hombre encuentra una "verdad que es verdad para él", Como dice Kierkegaard:
"... lo crucial es encontrar una verdad que sea verdad para mí, encontrar la idea por la que estoy dispuesto a vivir y morir".

Libros sobre estos temas

Si estás interesado en una aproximación más amplia sobre el tema de la identidad personal, te recomiendo fervientemente la obra de Alan Watts The Book: On the Taboo Against Knowing Who You Are, el cúal ofrece una brillante perspectiva sobre el tema. Si estás interesado en el existencialismo y la idea de que creamos nuestro propio significado en la vida, te recomiendo Man’s Search for Meaning escrito por Viktor Frankl, que versa sobre las experiencias del autor en un campo de concentración durante el Holocausto (Nota de Chitauri: Yo como buen conspiranoico pongo en duda las cifras del llamado holocausto, pero ello no creo que invalide esta obra) y es probablemente la introducción más accesible al existencialismo, que me he encontrado. 


msfmthebook



Comentario de un lector del cómic

Me encanta este cómic. Llevo pensando en la misma idea durante mucho tiempo gracias a la lectura de obras de ciencia ficción, "¿cómo puedo ser yo". No soy quien soy, pero ¿cómo puedo existir? ¿Por qué soy consciente, y no soy nadie más?. ¿Están todos conscientes?

Y en las últimas semanas poco a poco estoy comprendiendo que el "yo" no existe. Claro, hay átomos que componen el cerebro y el cuerpo. Hay una mente pensando cosas, y ahí está lo que la mente sabe acerca de sí misma. Es auto consciente y consciente. ¿Pero soy yo? No, no realmente, porque no puedo controlar el cerebro. Parece que estoy a cargo del cerebro, pero no lo estoy. Al cerebro se le ocurrió la idea de tener a alguien detrás de todas las cosas que hace, pero en realidad es sólo el cerebro haciendo lo que sea.

Si eso tiene sentido, genial. Si no, entonces sólo pregúntate a ti mismo una pregunta: ¿hay un yo? ¿Dónde? ¿Encuéntralo? Describélo ¿Está realmente allí? 
  
El cerebro no es sólo una herramienta, tiene sus propias cosas que hacer. Por ejemplo, puede crear un pensamiento, pero ¿puede detenerlo? ¿Puedes ordenar a tu cerebro: "no hagas esto. No lo pienses "
Si puedes, genial para ti. Si no puedes, ¿quién está realmente en control?.



Soy un juerguista impenitente enamorado en secreto de la vida monacal. Un ensimismado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad.

8 comentarios :

  1. Puede que sobre el tema de las "pizzas" no me anime demasiado a emitir mis veredictos; dado que... me faltan datos.

    Sin embargo acerca de lo que versa este artículo sí me siento motivado y solventado a ejercer mi personal y más privada "diatriba" y cortapisa:


    El 'Yo' es único; solo existe ello. Y a la vez es Infinito... aunque sin serlo a tiempo real.

    Semejante aproximación al límite de Infinito se va realizando paulatinamente, durante el trasiego de una ruta que... -obviamente- ...deviene desde siempre y para siempre... infinita.


    .../...


    Quien sabe algo acerca de esto no vuelve a cuestionarse jamás acerca de la paradoja... '¿quién soy yo?... y/o... ¿quién es el otro?, ¿quiénes son los otros?.

    No hay 'otro' ni 'otros' para el que conoce siquiera remotamente acerca de todo esto.

    Quien ya levantó el velo que encubre la verdad última y primera a este respecto no es capaz de reconocer a 'otro' ni 'otros'.

    Quien tiene noción probada, directa y experimental acerca de la naturaleza real del 'yo'... solo atisba a ver, sentir y experimentar sus infinitos 'yoes'.

    Esta es la primera y última verdad acerca del 'Yo', la Existencia y la vida esta, o cualquier otra:

    El 'Yo' es lo único que existe.

    Y no hay 'otro'... ni 'otros'. Jamás los hubo.

    Y esa era la parte más hermosa y a la vez dramática de este o cualquier otro engaño en la Existencia. Ese conocimiento... -y no otro- ...es el que nos dotaba de infinita libertad de movimientos. Ajenos a cualquier influjo de ley kármica, causa-efecto, concatenación entre pasado, presente y futuro y... -para los científicos... el acabóse-: La segunda ley de la termodinámica.

    Podría sonar hasta romántico si no fuera porque... al tiempo de esto y como consecuencia inequívoca de semejante premisa contundente... lo primero a que se atiende como efecto y resultado de tamaña concepción que traumatiza... es al innegable hecho que perturba la consciencia hasta la más inenarrable congoja:

    El 'Yo'... está solo.

    Y no existe 'nadie' más.


    .../...


    Aunque lo más grave es percatarse de que ni siquiera la noción última y primera del 'Yo único' comporta una esencia ontológica constante ni continua; perenne, objetiva o verdadera.

    Porque tras una indagación ulterior aún más profunda... el 'Yo'... como sujeto de cualquier acto, evento u oración... resultó también finalmente falso y temporal.

    Y es que, en realidad... solo existe el acto, el evento y el significado intríseco de la oración; su implicancia y secuela en cuanto a verbo... y no a sujeto.

    Y es que... para más "INRIs", no había sujeto realmente en la oración. La esencia de ésta residía única y expresamente en el verbo. Un verbo siempre cambiante, mutante, transformándose en un sinfín de concatenaciones de modalidad de acto, acción u operación; una interminable sucesión de sucesos puros, impuros, altruistas, interesados, valiosos o superfluos, ya bien con sentido o sin él; una guirnalda de experiencias relacionadas unas con otras en cada momento del tiempo y del espacio de tal forma que... incluso también tal relación dada entre ellas finalmente devenía inconsistente, frágil, maleable, endeble, infundada, absurda y fútil.

    Y en esa concatenación de acciones emprendidas, sufridas y gozadas por todos y cada uno de los 'Yoes'... (en este caso y cualquier otro, los míos 'propios')... JAMÁS hubo un principio... ni jamás hubra un final.

    La noción siquiera remota del concepto de Infinito termina por explicarlo todo... al tiempo que permite que continúe 'mi' periplo a lo largo del 'mí-mismo', navegando sin interrupción visible o previsible... en un eterno mar de dudas...

    ...acompañado únicamente del rugir desternillante, paliativo, compasivo y analgésico de mi enterna sinfonía de carcajadas.

    ResponderEliminar
  2. Solucionado esto, solo le resta al lector solventar su ecuación a igual respecto:

    ¿Quién eres 'tú'... realmente?

    .../...


    https://www.youtube.com/watch?v=kUtH0DDJorM




    ResponderEliminar
  3. WHO ARE YOU... REALLY? (TEXTO ORIGINAL - PARTE I):

    Any thought that you have had about yourself, however deflated or inflated, is not who you are. It is simply a thought. The truth of who you are cannot be thought, because it is the source of all thoughts.

    The truth of who you are cannot be named or defined.

    Words like 'soul', 'light', 'god', 'truth', 'self', 'consciousness', the 'universal intelligence', or 'divinity'... while capable of evoking the bliss of the truth, are grossly inadequate as a description of the immensity of who you truly are.

    However you identify yourself: As child, adolescent, a mother, a father, an older person, healthy person, sick person, a suffering person, or an enlightened person... always, behind all of that, is the truth of yourself. It is not foreign to you. It is so close that you cannot believe it is you.

    The truth of who you are is untouched by any concept of who you are, whether ignorant or enlightened, worthless or grand.

    The truth of who you are is free of it all.

    You are already free and all that blocks your realization of that freedom is your own attachment to some thought of who you are.

    This thought doesn’t keep you from being the truth of who you are. You already are that. It separates you from the realization of who you are.

    I invite you to let your attention dive into what has always been here, waiting openly for its own self-realization.

    Who are you, really?

    Are you some image that appears in your mind? Are you some sensation that appears in your body? Are you some emotion that passes through your mind and body? Are you something that someone else has said you are, or... are you the rebellion against something that someone else has said you are?

    These are some of the many avenues of misidentification. All of these definitions come and go... are born and then die.

    The truth of who you are does not come and go. It is present before birth... throughout a lifetime... and after death. ]

    ResponderEliminar
  4. WHO ARE YOU... REALLY? (TEXTO ORIGINAL - PARTE II):

    [ To discover the truth of who you are is not only possible, it is your birthright.

    Any thoughts that... 'this discovery is not for you'... 'now is not the time'... 'you are not worthy'... 'you are not ready'... 'you already know who you are'... are just tricks of the mind. It is time to investigate this 'I' thought and see what validity it really has. In this examination there is an opening for the conscious intelligence that you are to finally recognize itself.

    The most important question you can ever ask yourself is: 'Who am I?'

    In a certain way, this has been an implicit question asked throughout every stage of your life. Every activity, whether individual or collective, is motivated at its root by a search for self-definition. Typically, you search for a positive answer to this question and run away from a negative answer. Once this question becomes explicit, the momentum and the power of the question direct the search for the true answer, which is open-ended, alive, and filled with ever deepening insight.

    You have experienced both success and failure. After a certain stage, early or late, you realize that, who you are, however that is defined, is not satisfying. Unless this question has been truly answered, not just conventionally answered, you will still be hungry to know; because, no matter how you have been defined by others, well-meaning or not, and no matter how you have defined yourself, no definition can bring lasting certitude.

    The moment of recognizing that no answer has ever satisfied this question is crucial. It is often referred to as 'the moment of spiritual ripeness', 'the moment of spiritual maturity'. At this point, you can consciously investigate who you really are.

    In its power and simplicity, the question 'Who am I?' throws the mind back to the root of personal identification, the basic assumption: 'I am somebody'. Rather than automatically taking that assumption as the truth, you can investigate deeper. It is not difficult to see that this initial thought, 'I am somebody', leads to all kinds of strategies: To be a better somebody, a more protected somebody, a somebody with more pleasure, more comfort, more attainment. But when this very basic thought is questioned, the mind encounters the 'I' that is assumed to be separate from what it has been seeking. This is called self-inquiry. ]

    ResponderEliminar
  5. WHO ARE YOU... REALLY? (TEXTO ORIGINAL - Y... PARTE III):

    [ This most basic question 'Who am I?' is the one that is the most overlooked. We spend most of our days telling ourselves or others we are someone important, someone unimportant, someone big, someone little, someone young, someone old... never truly questioning this most basic assumption: 'Who are you, really?' How do you know that is who you are? Is that true? Really?

    When you turn your attention toward the question 'Who am I?' perhaps you will see an entity that has your face and your body. But who is aware of that entity? Are you the object or... are you the awareness of the object? The object comes and goes. The parent, the child, the lover, the abandoned one, the enlightened one, the victorious one... the defeated one. These identifications all come and go. The awareness of these identifications is always present.

    The misidentification of yourself as some object in awareness leads to extreme pleasure or extreme pain and endless cycles of suffering. When you are willing to stop the misidentification and discover directly and completely that you are the awareness itself and not these impermanent definitions, the search for yourself in thought ends.

    When the question 'Who?' is followed innocently, purely, all the way back to its source, there is a huge, astounding realization: There is no entity there at all! There is only the indefinable, boundless recognition of yourself as inseparable from anything else: You are free. You are whole. You are endless. There is no bottom to you, no boundary to you. Any idea about yourself appears in you and will disappear back into you.

    You are awareness, and awareness is consciousness.

    Let all self-definitions die in this moment. Let them go... and see what remains. See what is never born and what does not die. Feel the relief of laying down the burden of defining yourself. Experience the actual non-reality of the burden. Experience the joy that is here.

    Rest in the endless peace of your true nature before any thought of I arises. ]

    ResponderEliminar
  6. GANGAJI: QUIÉN ERES TÚ... REALMENTE? - Traducción al castellano-:

    [ Cualquier pensamiento que hubieras tenido sobre ti mismo, ya bien desdeñado o ponderado... no corresponde a lo que eres. Es sólo un pensamiento.

    La verdad acerca de lo qué eres o quién eres, no puede ser pensada, porque precisamente es la fuente de todo pensamiento.

    La verdad acerca de quién eres no puede ser nombrada o definida.

    Palabras como "alma", "luz", "Dios", "verdad", "ser", "conciencia", "inteligencia universal", o "divinidad"... aún cuando sean capaces de evocar el éxtasis de la verdad, resultan insuficientes como descripción de la inmensidad que realmente eres.

    Independientemente de cómo te identifiques: Como niño, adolescente, madre, padre, una persona más adulta, una persona saludable, enferma, una persona que sufre o una persona iluminada...

    ...siempre, detrás de todo eso, está la verdad acerca de ti mismo.

    Y ella, no te es ajena.

    Está tan próxima, que no consigues creer que eres tú mismo.

    No hay concepto para definir la verdad acerca de quién eres, ignorante o iluminado, inútil o grandioso.

    La verdad acerca de quién eres, está libre de todo eso.

    Ya eres libre, de hecho; y todo aquello que bloquea tu realización respecto de esta libertad, es tu apego a alguna de las ideas preconcebidas acerca de quién eres.

    Este pensamiento no impide que seas la verdad de quién eres: Tú ya eres eso.

    Te separa de la realización de quién eres realmente.

    Te invito a dejar que tu atención se sumerja en aquello que siempre ha estado ahí, esperando abiertamente para su propia auto-realización.

    ¿Quién eres, realmente?

    ¿Eres alguna imagen que aparece en tu mente? ¿Eres alguna sensación que aparece en tu cuerpo?

    ¿Eres alguna emoción que transita por tu mente o tu cuerpo? ¿Eres algo que alguien dice que eres? ¿O eres una rebeldía contra algo que alguien ha dicho que eres?

    Todos estos son algunos de los muchos errores de la auto-identificación.

    Todas estas definiciones van y vienen... nacen y mueren.

    Pero la verdad acerca de lo que realmente eres, no viene y va; porque está presente antes del nacimiento, durante la vida y después de la muerte. ]

    ResponderEliminar
  7. GANGAJI: QUIÉN ERES TÚ... REALMENTE? - Traducción al castellano- (Parte II):

    [ Descubrir la verdad acerca de quién eres, no sólo es posible: Es tu derecho desde el nacimiento mismo.

    Cualquier pensamiento acerca de que este descubrimiento no es para ti, que aún no es el tiempo, que todavía no eres digno de ello, que aún no estás listo, que tú ya sabes quién eres... apenas son trucos de la mente.

    Es hora de investigar este pensamiento para ver qué validez tiene realmente. Y en esta investigación existe una apertura para que la consciencia inteligente que realmente eres, finalmente se reconozca a sí misma.

    .../...


    La pregunta más importante que puedes hacerte es: '¿Quién soy yo?'

    En cierto modo, esta ha sido una cuestión implícita, formulada en cada etapa de tu vida.

    Toda actividad, ya fuere individual o colectiva, está motivada de raíz por una búsqueda de auto-definición.

    Normalmente se busca una respuesta positiva a esta cuestión... huyendo de una respuesta negativa.

    Cuando este cuestionamiento se vuelve explícito... el impulso y la energía de la pregunta orientan hacia la búsqueda de la verdadera respuesta... que es abierta, viva... y llena de revelaciones cada vez más profundas.

    .../...


    Tú ya experimentaste tanto el éxito como el fracaso.

    Después de un cierto tiempo, tarde o temprano, podrás percibir quién eres, independientemente de que la definición no te sea satisfactoria.

    A menos de que esta pregunta no fuere verdaderamente respondida, sino apenas contestada de forma convencional, vas a continuar con hambre de saber. Porque... independientemente de cómo tú estés definido por los demás, ya sean bien intencionados o no, e independientemente de cómo tú estés definido por ti mismo, ninguna definición puede traer certidumbre duradera.

    El momento en que se reconoce que ninguna respuesta jamás va a satisfacer esa pregunta... es CRUCIAL.

    A menudo se le denomina como el momento de madurez espiritual, el momento de madurez de la vida espiritual.

    Llegados a este punto, tú puedes conscientemente investigar quién eres realmente.

    .../...


    En su poder y en su simplicidad la pregunta es '¿Quién soy yo?'.

    Lanza la mente de nuevo a la raíz de la identificación personal. La hipótesis básica: 'Yo soy alguien'.

    En lugar de aceptar esta suposición automáticamente como la verdad, puedes investigar aún más.

    No es difícil ver que este pensamiento inicial de...: 'yo soy alguien' ...conduce a todo tipo de estrategias: Ser alguien mejor, alguien más protegido, alguien con más placer, más confortable y más realizado.

    Pero cuando este pensamiento tan básico es cuestionado, la mente encuentra el 'Yo', que se separa de todo lo que ella estaba buscando.

    A esto se le llama 'auto-indagación'. ]

    ResponderEliminar
  8. [ La pregunta más básica: '¿Quién soy yo?'... es la más subestimada de todas.

    Pasamos la mayor parte de nuestros días diciéndonos a nosotros mismos o a los demás... que... somos alguien importante, alguien sin importancia, alguien grande, alguien pequeño, alguien joven, o alguien viejo, sin realmente nunca cuestionar esta suposición tan básica:

    '¿Quién eres, realmente?'

    ¿Cómo sabes que esto es lo que eres en realidad? ¿Es verdad? ¿De veras?

    Cuando llevas tu atención hacia esta cuestión: ¿'Quién soy yo'?... quizás descubras a una entidad que tiene tu cara y tu cuerpo.

    Pero... ¿quién es realmente consciente de esta entidad?

    ¿Eres el objeto, o... la percepción del objeto?

    El objeto va y viene. El padre, el niño, el amante, el abandonado, el iluminado, el victorioso, el derrotado.

    Todas estas identificaciones vienen y van.

    (Por el contrario...) la percepción de estas identificaciones están siempre presentes.

    La identificación errada de uno mismo como algún objeto dentro de la percepción... lleva al extremo placer o al extremo dolor... y a ciclos interminables de sufrimiento.

    Cuando estás dispuesto a terminar con la identificación equivocada y descubrir directa y completamente que... tú eres la propia consciencia y no estas definiciones impermanentes... la búsqueda de ti mismo en la mente, en los pensamientos, concluye.

    Cuando la pregunta '¿quién?' es perseguida de forma inocente, pura... en todo el camino de vuelta a su origen... surge un gran descubrimiento:

    ¡NO HAY ABSOLUTAMENTE NINGUNA ENTIDAD ALLÍ!

    Apenas el indefinible e ilimitado reconocimiento del 'Sí mismo'... como hecho inseparable de cualquier otra cosa.

    .../...

    (Por lo tanto...):

    ...Eres libre. Estás completo, eres Infinito. No hay final para ti; no hay límite.

    .../...


    Cualquier idea sobre ti mismo que aparezca... desaparecerá de vuelta a ti.

    Eres la percepción. Y la percepción es la consciencia.

    .../...

    (Ergo...):

    ...Deja todas las auto-definiciones fenecer en ese instante. Déjalas ir... y observa lo que queda.

    Percátate de lo que nunca ha nacido y nunca muere.

    Siente el alivio de deshacerte de la carga de definirte a ti mismo. Experimenta la efectiva no-realidad de la carga; experimenta la alegría que está aquí.

    Descansa en la paz infinita de tu verdadera naturaleza... antes de que cualquier pensamiento acerca del 'yo'... surja. ]

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.
Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo.Y por favor incluye links!.
Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..