lunes, 28 de diciembre de 2020

El cuento del granjero taoísta

Recuperando una tradición de este blog, decido ahora que acaba este año 2020 tildado por los mass media como "annus horribilis" dejar una parábola taoísta de autoría desconocida popularizada por Alan Watts, escritor y profesor británico conocido por interpretar y popularizar el budismo, el taoísmo y el hinduismo para el público occidental.
Antes de ello adjunto hipervínculos de los otros tres cuentos ya posteados a lo largo de estos 13 años:

El mago y las ovejas (Gurdjieff)

Un cuento inquietante: La maldición del sapo al ciempiés ( Gustav Meyrink)

Yo estoy en lo cierto y tú errado

El cuento del granjero taoísta

En un tranquilo país, había un granjero al que todos sus paisanos consideraban un hombre muy afortunado por tener un caballo que utilizaba para labrar y transportar la cosecha. Pero un día el caballo se escapó. 

La noticia se extendió rápidamente por todo el pueblo y al llegar la noche, los vecinos fueron a consolar al granjero por aquella grave pérdida: 

— ¡Qué mala suerte has tenido! —le decían todos cuando hablaban con él. Y el granjero siempre daba la misma respuesta:

— Puede ser.


A los pocos días, el caballo regresó con el granjero, trayendo consigo dos yeguas que había encontrado en las montañas. En cuanto los aldeanos se enteraron de la noticia, acudieron raudos a casa del granjero para darle la enhorabuena y celebrar su buena suerte. Sin embargo, ante esos comentarios, la respuesta fue igual de sencilla: 

— Puede ser.

Al día siguiente, el hijo del granjero trató de domar a una de las yeguas, pero esta lo arrojó al suelo y el joven se rompió una pierna. Nada más enterarse del accidente, los vecinos fueron a casa del granjero para visitar al herido y lamentar la mala suerte que había tenido su hijo. 

Una vez más, la respuesta del granjero se repitió:

— Puede ser.

Al cabo de una semana, al pueblo llegaron los oficiales de reclutamiento, con la intención de llevarse a todos los jóvenes al ejército. Cuando los oficiales visitaron la casa del granjero, encontraron a su hijo herido sobre la cama, así que no lo aceptaron para el ejército por tener una pierna rota. 

Esa misma tarde, los aldeanos que acaban de despedirse de sus hijos, ya que habían sido reclutados por el ejército, se reunieron en la taberna para comentar la buena suerte que había tenido el granjero. A lo que este, nuevamente  contestó:

— Puede ser.

Comentario:

Nunca sabemos cómo van a resultar las cosas. ¿Has tenido alguna vez una experiencia en la que algo salió terriblemente mal -perdiste el vuelo, perdiste la maleta, tu coche se averió- pero de alguna manera ese desastre llevó a que ocurriera algo realmente bueno, alguna sincronicidad o serendipia que no podría haber ocurrido de otra manera?

Así que si has estado en una montaña rusa emocional recientemente, ten paciencia.

Hay otra anécdota que resulta no ser cierta, pero no dejemos que los hechos se interpongan en el camino de una buena historia.

La historia dice que Zhou Enlai, el primer ministro de la China Comunista de 1949 a 1976, fue preguntado una vez por sus impresiones sobre los efectos a largo plazo de la Revolución Francesa (en 1789). Zhou respondió que era "demasiado pronto para contarlo".














Asombrado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad, ejerzo como detective liminal e investigador de percepciones extra-consensuales, convierto la “caca de la vaca” en oro, emulo al sastrecillo del cuento del traje nuevo del emperador, y siento que el espíritu de Don Quijote me ha poseído.

3 comentarios :

  1. Todo lo que está sucediendo PUEDE SER por la ciega creencia de ser meros cuerpos en un mundo.
    Sin embargo todos saben que antes o después van a morir y la pregunta sería ... ¿Puede ser que miles de millones hayan sido engañados (se han dejado engañar por comprar el miedo) y estén dispuestos a sacrificar sus vidas anteriores por lo que dice la TV y la robótica conciencia de masas que esta opera?

    Puede ser.O no!

    Esa decisión tomada en la esfera de lo mental separa a unos de otros y muestra quien es humano y quienes tienen que ganarse ese título perdiendo el miedo y despertando.

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.

Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo. Y por favor incluye links!.

Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente.

Para dejar enlaces clickeables o hipervínculos, utilizad el primer código que aparece en esta página