sábado, 6 de junio de 2020

The Matrix decodificada: Entrevista del semanario francés Le Nouvel Observateur a Jean Baudrillard (19-25 June 2003)

Ahora que tras el parón por el coronavirus algunos medios apuntan que The Matrix 4 retomará su rodaje en julio he decidido hacerme eco de una entrevista efectuada por el semanario francés Le Nouvel Observateur a Jean Baudrillard en 2003 acerca de esta obra. 

Jean Baudrillard fue entrevistado por Aude Lancelin para Le Nouvel Observateur (19-25 de junio de 2003), al finalizar la entrevista traducida dejo también un vídeo del canal de youtube de Cuck Philosophy titulado: ¿Qué pensaba Baudrillard de The Matrix?.
 "La hipótesis del simulacro merecía algo mejor que convertirse en realidad" (Jean Baudrillard. Cool Memories IV

Nouvel Observateur: Sus reflexiones sobre la realidad y lo virtual son algunas de las referencias clave utilizadas por los creadores de The Matrix. En  la primera película de la trilogía se refirieron explícitamente a usted tal y como el espectador pudo ver en una escena en la que Neo almacena sus archivos en un hueco del libro de Cultura y simulacro.



Jean Baudrillard: Ciertamente ha habido malas interpretaciones, por lo que he dudado hasta ahora en hablar de The Matrix. El staff de los hermanos Wachowski (hermanas en 2020, Nota de Chitauri) me contactó en varias ocasiones después de la publicación de la primera película con el fin de involucrarme en las siguientes, pero esto no era realmente concebible (risas). Básicamente, un malentendido similar ocurrió en la década de 1980 cuando los artistas Simulacionistas de Nueva York me contactaron. Tomaron la hipótesis de lo virtual como un hecho irrefutable y la transformaron en un fantasma visible. No podemos emplear categorías de lo real para discutir las características de lo virtual.

Nouvel Observateur: La conexión entre la película y la visión que desarrollas, por ejemplo, en El crimen perfecto, es, sin embargo, bastante sorprendente. Al evocar un desierto de lo real, estos humanos espectrales totalmente virtualizados, que no son más que la reserva energética de objetos pensantes... .

Baudrillard: Sí, pero ya ha habido otras películas que tratan la creciente indistinción entre lo real y lo virtual: The Truman Show, Minority Report, o incluso Mulholland Drive, la obra maestra de David Lynch. El valor de The Matrix radica principalmente en que es una síntesis de todo eso. Pero allí el montaje es más burdo y no evoca realmente el problema. Los actores están en la matrix, es decir, en el sistema digitalizado de las cosas; o bien, están radicalmente fuera de ella, como en Sión, la ciudad de las resistencias. 

Pero lo que sería interesante es mostrar lo que sucede cuando estos dos mundos chocan. La parte más embarazosa de la película es que el nuevo problema planteado por la simulación se confunde con su tratamiento clásico, platónico. Este es un grave defecto. La ilusión radical del mundo es un problema al que se enfrentan todas las grandes culturas, que han resuelto a través del arte y la simbolización. Lo que hemos inventado, para soportar este sufrimiento, es una realidad simulada, que en adelante suplanta a la real y es su solución final, un universo virtual del que se ha expulsado todo lo peligroso y negativo. Y The Matrix es innegablemente parte de eso. Todo lo que pertenece al orden del sueño, la utopía y el fantasma se expresa, "realizado". Estamos en la transparencia sin cortes. The Matrix es seguramente el tipo de película sobre la matrix que la matrix habría sido capaz de producir.

Nouvel Observateur: También es una película que pretende denunciar la alienación de los técnicos y, al mismo tiempo, juega totalmente con la fascinación ejercida por el universo digital y las imágenes generadas por ordenador.

Baudrillard: Lo notable de Matrix Reloaded es la ausencia de un atisbo de ironía que permita a los espectadores dar la vuelta a este gigantesco efecto especial. No hay ninguna secuencia que sea el punto sobre el cual Roland Barthes escribió, esta marca impactante que te pone cara a cara con una imagen verdadera. Además, esto es lo que hace de la película un síntoma instructivo, y el verdadero fetiche de este universo de tecnologías de la pantalla en el que ya no hay distinción entre lo real y lo imaginario. 

The Matrix es considerada como un objeto extravagante, a la vez cándido y perverso, donde no hay ni un aquí ni un allá. El pseudo-Freud que habla al final de la película lo expresa bien: en un momento dado, reprogramamos la matrix para integrar las anomalías en la ecuación. Y ustedes, las resistencias, forman parte de ella. Así que estamos, parece, dentro de un circuito virtual total sin un exterior. Aquí también estoy en desacuerdo teórico (risas). Matrix pinta el cuadro de una superpotencia monopolística, como vemos hoy, y luego colabora en su refracción. Básicamente, su difusión a escala mundial es cómplice de la propia película. En este punto vale la pena recordar a Marshall McLuhan: el medio es el mensaje. El mensaje de Matrix es su propia difusión por una contaminación incontrolable y proliferante.

Nouvel Observateur: Es bastante chocante ver que, de ahora en adelante, todos los éxitos del marketing americano, desde The Matrix hasta el nuevo álbum de Madonna, se presentan como críticas al sistema que los promueve masivamente.

Baudrillard: Eso es exactamente lo que hace que nuestros tiempos sean tan opresivos. El sistema produce una negatividad en el trampantojo, que se integra en los productos del espectáculo al igual que la obsolescencia se incorpora en los productos industriales. Es la forma más eficiente de incorporar todas las alternativas genuinas. Ya no hay puntos Omega externos ni medios antagónicos disponibles para analizar el mundo; no hay nada más que una adhesión fascinante. 

Uno debe entender, sin embargo, que cuanto más se acerca un sistema a la perfección, más se acerca al accidente total. Es una forma de ironía objetiva que estipula que nada ha sucedido. El 11 de septiembre participó en esto. El terrorismo no es un poder alternativo, no es más que la metáfora de este casi suicida retorno del poder occidental sobre sí mismo. Eso es lo que dije en ese momento, y no fue ampliamente aceptado. Pero no se trata de ser nihilista o pesimista frente a todo eso. El sistema, lo virtual, la matrix, todo esto quizás regrese al basurero de la historia. Para la reversibilidad, el desafío y la seducción son indestructibles.


¿Qué pensaba Baudrillard de The Matrix?.

Asombrado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad, ejerzo como detective liminal e investigador de percepciones extra-consensuales, convierto la “caca de la vaca” en oro, emulo al sastrecillo del cuento del traje nuevo del emperador, y siento que el espíritu de Don Quijote me ha poseído.

7 comentarios :

  1. “The Matrix es seguramente el tipo de película sobre la matrix que la matrix habría sido capaz de producir”
    Esta es la clave, la llave para entender algo que me ha sido muy complicado de explicar.

    Voy a dar un nuevo enfoque al tema de la realidad virtual o falsa, tratándolo como un significado que la realidad adquiere.
    La realidad que pensamos verdadera se transforma en irreal o virtual, cuando descubrimos que aquello que pensábamos que era real, se comprueba empíricamente que no lo es. En ese momento la realidad que antes se percibía verdadera, toma un significado distinto y opuesto, pasa de ser auténtica y natural, a imaginaria y artificial.
    Por ejemplo, pensar que la Tierra es plana y comprobar que no lo es.
    O estudiar la física de la materia y comprobar que en el fondo la física de la materia, es una ilusión. Esto sucede con los modelos matemáticos que cada vez que intentan describir mejor los fenómenos del universo, más se alejan de modelos físicos y materialistas.

    La fase de pensar en una realidad verdadera y saber que no lo es, hace que toda la realidad pase a ser irreal, un artificio de nuestra mente ingenua e ignorante, que creía en ella.
    Lo es así hasta que nuevas ideas aparezcan para dar sentido a una nueva forma de pensar la realidad, que encaje con los fenómenos que hacían falso los pensamientos anteriores, de cómo era la realidad.

    No estamos en una realidad virtual creada por seres más avanzados, que es un mundo irreal y artificial, donde vive o existe nuestra mente y nosotros
    Estamos en un proceso de encajar que nuestra mente pensaba cosas que no eran ciertas, y que el mundo no era esa realidad que teníamos por verdadera. Estamos en el momento de comprender y asimilar la equivocación.

    En el proceso de saber que la realidad no es como pensábamos, lo normal es pasar por un trauma, por una inquietud que explota la idea de un mundo falso, de vivir una irrealidad, y de extenderlo como la realidad que existe.
    Darse cuenta de vivir una ilusión proyecta el pensamiento de que la realidad es también ilusión.
    Es un error pensarlo, no sucede eso, sino que nuestros pensamientos sobre la realidad eran equivocados, no que la realidad sea una ficción.

    Matrix es una película hecha por personas que viendo que el mundo no es como pensamos, que es una irrealidad de nuestra mente, piensan que la verdadera realidad es una ilusión, un artificio. Un gigantesco mecano de máquinas y algoritmos pensantes, máquinas de Turing super sofisticadas y potentes, o inteligencias artificiales.
    Está sucediendo que nuestra mente piensa que vive una irrealidad extraña y ficticia, y que es la realidad autentica del mundo. Y al mismo tiempo concibe la realidad extraña y ficticia, como las construcciones de los mundos artificiales que se pueden crear con máquinas, computadores y sus periféricos.

    Descubrir que la realidad eran ilusiones de la mente, está siendo el motivo para pensar que la realidad es una ilusión y que se vive en ella.
    De hecho, la transformación de los creadores de Matrix es uno de sus efectos. Pensar que ser macho o hembra es una elección humana, es un claro ejemplo de que se piensa que no hay un mundo real, sino que todo es irreal, un producto de nuestra mente, y al mismo tiempo pensar que lo irreal e imaginario es la realidad autentica.
    De aquí se deduce que es muy acertada la frase:
    “The Matrix es seguramente el tipo de película sobre la matrix que la matrix habría sido capaz de producir”

    La cárcel para nuestra mente, son los pensamientos que desarrolla la mente.

    ResponderEliminar
  2. Seria como un Taco dentro de un Taco dentro de un Tacobell que esta dentro de un KFC dentro de una Albóndiga dentro de tu sueño

    https://www.youtube.com/watch?v=2idzRlT-EJM

    ResponderEliminar
  3. Estoy leyendo y disfrutando el ensayo "Lacrimae rerum: Ensayos sobre cine y ciberespacio" escrito por Slavoj Žižek, en concreto los 3 últimos capítulos (desde pág 175 hasta 285) titulados: "Matrix o las dos caras de la perversión", "el ciberespacio o la suspensión de la autoridad", y "es posile atravesar la fantasía en el ciberspacio?"

    https://i.imgur.com/ulqTPe8.jpg

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.

Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo. Y por favor incluye links!.

Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente.

Para dejar enlaces clickeables o hipervínculos, utilizad el primer código que aparece en esta página