lunes, 29 de diciembre de 2008

¡Cristo es la serpiente...Toma Herejía!



"La Iniciación comienza con la negación y el rechazo a la mentalidad de rebaño. Los valores culturales y sociales de las masas, propuestos por las religiones convencionales o por los medios de comunicación de masas, se presentan como obstáculos al desarrollo espiritual individual.
La sociedad humana en general ha escogido lo previsible con su consecuente estancamiento o en su defecto al éxtasis místico con su ulterior endiosamiento, por encima del viego adagio Nosce te ipsum".





La interpretación del jardín del Edén por parte de los gnósticos es bastante diferente a la interpretación popular que permea hoy en día en la religión cristiana convencional. El primer hombre, Adán, y la primera mujer, Eva, no conocían el origen de su propia existencia hasta que Cristo, en la forma de la Serpiente, se les apareció en el Jardín del Edén, y les enseñó el fruto del Arbol de la Ciencia e instó a que comieran de él, lo cual la pareja hizo. Una vez la pareja adquirió consciencia de sus raíces y de su origen espiritual divino, Yaldabaoth se enfureció, y amedentrado, los arrojó fuera del Edén, en un lugar donde la amnesia les impediría a ellos dos, y por ende a toda la raza humana, el recordar el paraíso de donde todos venimos.

Ya os he hablado sobre gnosticismo en otras ocasiones, simplemente añadir para el que sepa leer en Inglés, la dirección de la página Metahistory donde el profesor de historia y mitología comparada John Lamb Lash y su mujer, nos explican de modo didáctico el mito.

Para los Castellano-lectores os dejo un resumen con las ideas más salientables, y os emplazo a la lectura de dos posts antiguos del menda, aquí y aquí, donde relaciono las ideas con el ovnipresente (juego de palabras ), control hiperdimensional en mi blog.






Yaldabaoth, Adán, Eva, y Cristo la serpiente

El gnosticismo cristiano, practicado ampliamente en la antigüedad a través del litoral del Mediterráneo, con su mayor concentración de practicantes en la antigua ciudad de Alejandría en Egipto, era producto del sincretismo de distintas tradiciones ya muy viejas de por sí.

El gnosticismo se benefició del cristianismo con sus ideas mesiánicas, de los griegos con su pensamiento helenístico, de los judíos con la cábala y otras artes ocultas, y hasta de las creencias del lejano oriente que afirmaban la idea del karma y la reencarnación, y que practicaban la yoga y la tantra.

En algunas ramas del gnosticismo cristiano la doctrina promulgaba el no depender de la redención de la cruz para el perdón de los pecados, pues no creían ni en la crucifixión, ni en la redención, ni en los pecados.

Para los gnósticos no había necesidad de ningún intermediario para encontrar la salvación, pues de acuerdo a ellos, la clave del paraíso está dentro de cada uno de nosotros. Esta actitud tan independiente que impartían los gnósticos era amenazante al orden católico, el cual se concentraba en el control y la manipulación de las masas por medio del uso de los conceptos del pecado, de la redención, de la culpa, del infierno, y de la sumisión.

La religión cristiana, la cual logró sobrevivir los tres siglos de la persecución romana bajo el imperio pagano, se convirtió en el bastión de la intolerancia, cuando martirizó a miles de gnósticos luego de convertirse en la religión oficial del estado, utilizando el pretexto de la herejía y la corrupción del Evangelio (interesantemente, el Nuevo Testamento de la Biblia aceptado en el concilio de Nicea en el año 325 A.D. no tiene más que cuatro evangelios; los evangelios apócrifos, los que no fueron aceptados en este concilio, son docenas y docenas de escrituras que fueron quemadas en las hogueras católicas).

Hoy en día tenemos acceso a los evangelios gnósticos gracias a los descubrimientos arquelógicos en el desierto de Nag Hammadi en Egipto y las cuevas del Mar Muerto en Israel, ambos durante la década de los cuarentas del siglo XX.

En general, la mitología utilizada por los gnósticos es una rica en símbolos e imágenes, y definitivamente distinta de la mitología convencional ofrecida por el status quo judío-cristiano de la época. Carl Jung, el famoso psicólogo (y místico) austriaco del siglo XX, consideraba la mitología gnóstica una representación del psyche humano rica en belleza y poesía (el pergamino llamado Codex I, uno de los encontrados en Nag Hammadi, eventualmente se le fue obsequiado a este psicólogo; el pergamino fue renombrado Codex Jung).

De acuerdo a la creencia gnóstica, la fuerza creadora es, ha sido, y siempre será, fuera de todo tiempo y espacio. Nuestras mentes tan limitadas no tienen una concepción alguna sobre la naturaleza de esta fuerza imperativa; la palabra “Dios” sencillamente es una limitación, y probablemente un insulto, para tratar de describir esta fuente primordial.

El Evangelio Secreto de Juan, una escritura gnóstica del segundo o el tercer siglo después de Cristo, atenta describir esta fuente de la siguiente manera:

“Es la Luz inmensurable, la santa y pura pureza, lo indescribible, perfecto e inmortal. No es perfección, ni beatitud o deidad, sino que algo mucho más excelente. No tiene límites ni nada lo ata; es algo mucho más excelente. No es corpóreo ni inmaterial, ni grande ni pequeño, no se puede cuantificar, no es una criatura; nadie puede pensarlo. No es nada existente, sino que algo anterior a la existencia. No pertenece a los Eones del tiempo. No pertenece al tiempo, pues el tiempo fue creado para otros. No se le ha asignado el tiempo, pues el tiempo fue asignado para otros. No necesita nada. En resumen, no hay nada ante ello. Solamente busca su perfección en la Luz, y comprende la Luz pura. La grandeza inmensurable, el eterno, el dador de la eternidad, la Luz, el dador de la luz, la vida, el dador de la vida, el bendito, el dador de bendiciones, el conocimiento, el dador de conocimiento, la bondad eterna, el dador de la bondad, el benefactor; aquel que no pertenece a ninguna clase, pero que da cualidades; la merced misericordiosa, el dador de favores, la Luz inmensurable.”

Es de esta fuente inmensurable de donde todo surge. Los gnósticos identificaron a la primera emanación de esta fuente primordial como Barbelo, una figura femenina por su fertilidad y fecundidad, imagen perfecta de la fuente primordial, y esqueleto o armazón del universo. De ella, de Barbelo, surgieron dos emanaciones, completamente perfectas: el Cristo, el cual trajo consigo el logos o la palabra, y Sofía, la cual trajo consigo la Sabiduría. Desafortunadamente, otras emanaciones surgieron, las cuales, mientras más alejadas a la fuente primordial de energía, menos perfectas eran. De Sofía brotó un pensamiento sin espíritu, llamado Yaldabaoth, el cual, desafortunadamente para todos nosotros, es el Yahveh del Viejo Testamento.

Yaldabaoth el Demiurgo, creyéndose ser el “Dios” Supremo y fuente de toda creación, decidió crear esta realidad material e imperfecta que nos rodea. Yaldabaoth contiene inmensas cantidades de conocimiento, suficiente como para ordenar el caos de la materia y convertirlo en envases que llevan la vida, incluyendo, desde planetas enteros hasta bacterias y virus insignificantes. Por medio de él existe este plano material en donde residen nuestros espíritus. Sin embargo, Yaldabaoth no creó el espíritu que permea el universo; sencillamente él lo capturó y lo encerró en el plano material. Parte de ese espíritu universal al cual Yaldabaoth encerró en el plano material es el nuestro, el cual, de acuerdo a los gnósticos, es una chispa de la fuente primordial, una imagen perfecta de lo inmensurable y lo puro, de la Luz. Yaldabaoth, arrogante por su “creación”, ignora el hecho de que existe una fuente primordial por encima de él, y al no entender la escencia pura de nuestros espíritus, nos envidia a nosotros, los seres humanos, los poseedores de la chispa suprema, de la Luz infinita.

Yaldabaoth, creador del plano material, sedujo al espíritu humano con promesas de placeres corporales, presentes en esta realidad. La interpretación del jardín del Edén por parte de los gnósticos es bastante diferente a la interpretación popular que permea hoy en día en la religión cristiana convencional. 

 El primer hombre, Adán, y la primera mujer, Eva, no conocían el origen de su propia existencia hasta que Cristo, en la forma de la Serpiente, se les apareció en el Jardín del Edén, y les enseñó el fruto del Arbol de la Ciencia e instó a que comieran de él, lo cual la pareja hizo. Una vez la pareja adquirió consciencia de sus raíces y de su origen espiritual divino, Yaldabaoth se enfureció, y amedentrado, los arrojó fuera del Edén, en un lugar donde la amnesia les impediría a ellos dos, y por ende a toda la raza humana, el recordar el paraíso de donde todos venimos.

La caída del hombre no tiene nada que ver con el pecado original. La caída del hombre no fue el desobedecer a Yahveh, y comer del fruto del Arbol de la Ciencia, sino que fue la creación de este plano material por parte deYahveh (Yaldabaoth el Demiurgo), y la encarcelación del espíritu en esta realidad.

La caída del hombre tiene que ver con el estado amnésico en el cual vivimos, el cual nos impide ver nuestra divinidad, y el cual fue impuesto por Yahveh al sentirse amenazado por nuestra superioridad.
La idea original, de acuerdo a los gnósticos, era para que el espíritu humano tuviera la oportunidad de bajar a este plano bajo, experimentar la existencia corporal durante un par de vidas, y entonces regresar felizmente a la fuente primordial de la Luz, nosotros, los herederos de la Divinidad. Sin embargo, Yaldabaoth se las ingenió para que se nos olvidara quienes somos y de donde venimos, cada vez que nacemos en cada nuevo ciclo de reencarnación. Esa ignorancia nos plaga toda la vida, tornándonos en seres que ambulan en un estado de somnolencia y confusión.


A la hora de la muerte, cuando llegamos a la pleroma, las reglas del karma son impuestas sobre nuestras almas por los Arcontes (‘jueces’ alcahuetes de Yaldabaoth) sin que tengamos la oportunidad de protestar o sublevarnos, y terminamos de nuevo, aquí en el plano material, en un nuevo ciclo de reencarnación, repitiendo los mismos errores, ofuscándonos en esta cárcel laberíntica e infernal. De acuerdo al gnosticismo Cristo el mesías bajó a este plano de existencia a enseñarnos el camino y a escapar del ciclo de la reencarnación.

Cristo, el mismo que emanó de Barbelo, el mismo que se le apareció a Adán y Eva en la forma de una serpiente en el Jardín del Edén, regresó a este plano de existencia de nuevo a enseñarnos el camino, cuando encarnó en el cuerpo de Jesús el Nazareno. Sin embargo, el Cristo gnóstico no es el mismo Cristo que nos han empujado durante los dos últimos milenios a fuerza de torturas, de persecuciones, de matanzas, de miedo, y de culpa. El cristianismo, tal y como se practica hoy en día, nos enseña que Cristo murió en la cruz como sacrificio por la humanidad y para la redención de nuestros pecados, y que resucitó al tercer día de entre los muertos en cuerpo y alma. Este meme se nos ha sido forzado en contra de nuestra voluntad durante los siglos de los siglos por los Papas, cardenales, arzobispos, sacerdotes, y monjas de la ‘célibe’ Iglesia Católica, al igual que por los reverendos, ministros y pastores de ambos sexos del no muy célibe movimiento Protestante.

El Cristo de algunas de las escrituras gnósticas difiere completamente de esta imagen derrotista del mesías sacrificado, imagen que imparte sentido de culpa y de miedo al creyente. Al igual que los Evangelios del Nuevo Testamento (los Evangelios sinópticos de Marcos, Mateo y Lucas, y el Evangelio posiblemente gnóstico de Juan) el Cristo gnóstico predicó la palabra de Dios utilizando el simbolismo de las parábolas, desafió al orden político-religioso de aquel entonces, e hizo milagros, incluyendo la cura de enfermos y la resurrección de los muertos. Sin embargo, algo que no está incluído en los Evangelios canónicos de la Biblia es la manera en que Cristo escapó de la muerte en la cruz. Uno de mis libros gnósticos favoritos, El Apocalypsis de Pedro, menciona de una manera casi irónica lo que sucedió en el Calvario en el día de la crucificción:

“Yo lo ví, aparentemente siendo capturado por ellos. Y yo dije: “¿Qué es lo que veo, O Señor? ¿Es a ti a quien se están llevando? ¿O quién es este, orgulloso y riéndose en un árbol? ¿Es otro al cual sus manos y sus pies están martillando?

‘El Salvador me dijo: ‘Ese al que tu vez en el árbol, orgulloso y riéndose, es éste el Jesús viviente. Pero a ese cuyas manos y pies le martillan clavos en la carne, es el substituto avergonzado, ese el cual vino a parecerse a mí. Míralo a él, y mírame a mí.’

Pero una vez miré, dije: ‘Señor, nadie está mirando. Vámonos de este sitio.’

Pero él me dijo, ‘Ya te lo he dicho, olvídate de los ciegos.”

El Apocalipsis de Pedro implica, al igual que otros escritos gnósticos, que Cristo no murió en la cruz, y que en cambio, otra persona fue crucificada (probablemente Simón el Cireneo, el cual es mencionado en los Evangelios canónicos, Mateo 27:32, Marcos 15:21, Lucas 23:26). Esta idea, del Cristo vivo no crucificado, es de central importancia en algunos de los escritos gnósticos, pues con ellos, se asevera que Cristo no vino a ser sacrificado para Yahveh, el Demiurgo Yaldabaoth, sino que vino a rebelarse en contra de la tiranía espiritual de esta deidad. Si bien Cristo tenía la habilidad de manipular esta realidad nuestra a su parecer (sus ‘milagros’), pues entonces, ¿qué le prohibe manifestar esta habilidad y escapar de una tortura y una muerte dolorosa, y disfrutar de la longevidad?
El gnosticismo antiguo no es un concepto muerto. Hoy en día, más que nunca, necesitamos de la sabiduría de los antiguos para romper las cadenas que nos han impuesto generaciones y generaciones de esclavitud espiritual por medio del cristianismo católico y protestante. El mero hecho de uno atreverse a estudiar estos conceptos gnósticos, es de por sí, una rebelión personal abierta en contra del status quo espiritual que existe hoy en día.





Soy un juerguista impenitente enamorado en secreto de la vida monacal. Un ensimismado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad.

13 comentarios :

  1. Espero que no vuelva la Inquisición quemando ordenadores...

    Cuando no esperaba nada tuyo hasta dentro de un tiempo me sales con esto, menuda sorpresa!

    Muy bueno el post, y la página del monasterio me ha traido muy buenos recuerdos. Justo ahora que creo voy a dejarme de blogs y distracciones vuelvo donde empecé. Invocación de demonios jajajaja.

    1 abrazo

    P.D.:Espero que aunque no publiques los comentarios los leas, si no es así y lees esto de casualidad, DILOOOO.

    ResponderEliminar
  2. Lo de la "serpiente" es un cuento chino, algo que desean meternos en mente para confundir a la humanidad, es parte de su Agenda...Lo Negativo y Positivo debe de estar unido, para que el verdadero iniciado juzgue sapiencia y separe el trigo de la paja .Solo el Ser interno que habita en nosotros es confiable, ya que la cristificación comienza por el rechazo de las masas, tipo rebaño...

    _______________________

    (Todo aquel que adquiera espíritu, tiene que vivir el DRAMA DEL CRISTO INTERNO. En su vida práctica, en su hogar, en su pueblo, entre sus gentes. Este es un drama cósmico que existe desde antes de la venida de Jesús.)


    Que la Paz sea con todos.

    ResponderEliminar
  3. Buen articulo.Bajo mi punto de vista se podria complementar,si fuera posible con las conclusiones
    de los libros:"El otro rostro de Jesús","Camino de aquellos tiempos"y "Visiones esenias" de Daniel y Anna Meurois Givaudan.Información del registro akhasico.Esto no es echar flores al viento,e incluso la lectura de estos libros,podría ser uno de los mejores regalos que te hagas.

    Un abrazo.Feliz Año 2009.

    Perseo(Comunidad sor garrafa)

    ResponderEliminar
  4. hola es la primera ves que escribo aquí,me agrada bastante tienes un gran sentido del humor he seguido tus comentarios en otros foros y me parece que eres genial felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Veo que aun esa serpiente antigua sigue haciendo de las suyas...engañando aún a los que han sido llamados, pues queda muy claro que poseen una alta espiritualidad. Pero...su espiritualidad es guiado por un espiritu de mentira y no por un espiritu de verdad.

    lean la biblia(por favor...leanla...no crean en estos espiritus de mentira...sean salvos mediante la verdad que esta en Jesuscristo)lean la biblia y no se dejen engañar por falsos cristos y falsos maestros que estos mismos.

    "Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él" (Apocalipsis 12:7-9).

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, me da que no entendiste el artículo debido a que estás atrapado en un sistema de creencias obsoleto y que sirve a las religiones custodias.
    Abre un poco tú coco, y questiona todo incluso al libro que citas.

    ResponderEliminar
  7. Pues en realidad me gozo estando en la palabra de Cristojesus no así junto a la serpiente antigua que vino a engañar y a destruir...pues ustedes son hijos de esta.la palabra de Dios jamás será obsoleta a pesar de que exista el vituperio como las de ustedes.
    Mas claro la escritura no podría ser...ojala y se arrepientan

    Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesuscristo, y nuestra reunión con él os rogamos,hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar,ni os conturbéis, ni por espíritu,ni por palabra,ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del señor esta cerca.Nadie os engañe en ninguna manera;porque no vendrán sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición. El cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

    segunda de tesalonisenses 2:1-4

    Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquél que nos amó.
    Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados,ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,ni lo alto,ni lo profundo,ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:37-39

    para que el Dios de nuestro señor Jesuscristo, el Padre de gloria, os dé espiritu de sabiduría y de revelación con el conocimiento de él. Efesios 2:17.

    Gracias a Jesús he tenido suficiente entendimiento,ya que toda sabiduría y don proviene de él a quien tengo por pedir. No a la serpiente.

    y cualquiera cosa que pidiéremos la recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. Y este es su mandamiento. Que creamos en el nombre de su Hijo Jesuscristo, y nos amemos unos a otros como nos ha mandado. Y el que guarda sus mandamientos, permanecen en Dios, y Dios en él. y esto sabemos que él permanece en nosotros, por el espiritu que nos ha dado. 1 Juan 3:22-24.
    Amados,no creáis a todo espiritu, sino probad los espiritus si son de Dios;porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
    En esto conoced el Espíritu de Dios: todo espiritu que confiesa que Jesuscristo ha venido en carne, es de Dios;
    1 Juan 4:1-2

    El que practica el pecado es del diablo;porque el diablo (llamese serpiente antigua, diablo o sátanas;citado en apocalipsis 12:7-9) peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.
    1 Juan 8

    Antes bien, creed en la gracia y el conocimiento de nuestro señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad, amén. (no meciona nada sobre dar gloria a la serpiente antigua).

    Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. 2 corintios 11:3

    Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro padre y del señor Jesucristo.
    Bendito sea el Dios y Padre de nuestro señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.
    Efesios 1:2-3

    Un señor,una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos y en todos. (no habla de muchos padres o muchos dioses???)
    Efesios 4:5-6


    Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados,contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 5:12.

    ResponderEliminar
  8. Vale, lo que tú quieras.
    Sigues citando a un libro hecho por humanos con el fin de dividir y regir y encima das muestras de ser poco reflexivo. Me aburres, neng, piensa por ti mismo y dejate de repetir consignas como un loro, o mejor aún haz lo que te salga de los cojones, pero no me aburras. Sigue durmiendo.

    ResponderEliminar
  9. insulto a los cristianos rebeldes o sea gnosticos:http://www.capellania.udep.edu.pe/boletin/capinf252.html

    ResponderEliminar
  10. lo que hay que entender es que hay dos clases de serpiente que habla la biblia la del genesis del fruto prohibido y la que levanto moises en el desierto asi sera levantado el hijo del hombre, esta serpiente no es mala, o sea que la serpiente puede ser negativa o positiva.o sea que el hombre puede convertir la serpiente del paraiso en la serpiente que moises levanto en el desierto que es positiva.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo no entendiste nada del artículo.

    Háztela mirar, la capacidad de comprensión lectora, digo.

    ResponderEliminar
  12. magnifico articulo, pero claro, no es para los ciegos, los que no pueden ver al cristo real, y el amor que el es, y que es la puerta de salida de este mundo, u nuestra verdadera escencia. Cristo victorioso en el corazon humano, pero las masas son arrastradas a la postracion y humillacion perpetua, graias a yaldabaoth el loco

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante, de hecho la simbología bogomil está basada en éste conocimiento orfita. La verdad si creo en eso, sea o no alegórico.:)

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.
Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo.Y por favor incluye links!.
Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..