martes, 18 de diciembre de 2018

Owen: March 12, 2068 (mini relato de ciencia ficción leído en el subreddit de AWLIAS)

Dejo traducido un mini relato titulado Owen situado en el año 2068, que acabo de leer en el subforo de reddit llamado AWLIAS (Are we living in a simulation?) por parte de un usuario cuyo nick es Mr Bobosky y cuya pregunta lanzada al aire al final del relato y que resaltaré en la traducción en negrita, me ha parecido interesante (juzguen ustedes). Como imagen decorativa y curiosidad dejaré la portada del último álbum de la banda británica de rock alternativo Muse (grupo amigo de la conspiranoia) titulado Simulation theory.












March 12, 2068


Me cobraron tres mil dólares sólo por hablar con ella durante 15 minutos. Supongo que podría haber ahorrado el dinero esperando otros siete años, pero no quería que otra compañía me robara la idea. Necesitaba respuestas rápidas. Seguí a un hombre asiático pequeño y bien vestido por un pasillo poco iluminado. Un extraño olor persistía en el aire, y noté una mancha de café en la alfombra. Cuando el hombre y yo llegamos al final del pasillo, abrió una puerta y señaló hacia una silla roja.

"Ahí es donde te sentarás", dijo. "La palabra que lo activa es Owen. Una vez que la despiertes, puedes preguntarle cualquier cosa. Tienes exactamente 15 minutos". El hombre me empujó suavemente a la habitación y luego desapareció. Encontré un interruptor de luz, y para mi sorpresa, la habitación estaba casi vacía; sin embargo, un gran panel de control de metal estaba montado en la pared trasera.

"Ese debe ser Owen", pensé para mí mismo. Me acerqué a la silla y me senté.

"¿Owen?" Le pregunté. Hubo una breve pausa, luego se encendieron algunas luces en el panel de control. Una voz me contestó.

"¿Sí?" Preguntó Owen.

"Uh....¿cómo estás?" Le pregunté.

"No experimento emociones", contestó Owen. Decidí ir directo al grano.

"Owen, mi compañía está al borde de un gran avance. Hemos creado la primera realidad simulada. Todavía hay muchas preguntas que necesitan respuesta, y por eso estoy aquí".

"Adelante", dijo Owen.

"Me pregunto si la gente se beneficiará de las simulaciones. ¿Son éticas?" Le pregunté.

"Hace unos cien años, Atari lanzó pong, uno de los primeros videojuegos del mundo. A medida que pasaron las décadas, los videojuegos se volvieron cada vez más realistas. Para 2030, la realidad aumentada había superado a la industria de los videojuegos. En 2050, era el pan nuestro de cada día en todo el mundo. Ahora, la gente pide comidas con pantallas táctiles virtuales y juega a videojuegos con personajes holográficos. Mi punto es que es imposible decir si los humanos se beneficiarán o no de las realidades simuladas; sin embargo, es la dirección hacia la que inevitablemente se dirigen".

"¿Cuál es el secreto para que estas realidades sean agradables?" Le pregunté.

"El secreto es dar a los clientes lo que desean." Contestó Owen. Es hacer que las realidades simuladas sean personalizables".

"¿Por qué?" Le pregunté.

"No hay dos clientes que tengan la misma personalidad. Cada persona tiene diferentes gustos y deseos. En última instancia, las empresas que permiten a los usuarios personalizar sus experiencias serán las más rentables".

Empecé a pensar en mi infancia. Cuando era más joven, solía fingir que era mi personaje favorito de la televisión. Hubo una semana en la que usé el mismo pijama Pokemon durante casi una semana consecutiva y fingí ser un entrenador de Pokemon. En sólo unos meses hubiera sido posible.

"Y cuando se despiertan, ¿simplemente empiezan de nuevo?" Le pregunté.

"Sí. Al igual que en los sueños, las realidades simuladas serán capaces de ser vivenciadas durante mucho más tiempo de lo que parece a nuestros sentidos. En sólo un momento, una persona podría vivir toda una vida en una simulación", contestó Owen.

"Así que si los clientes pueden personalizar sus experiencias, ¿no es una forma de predestinación?" Le pregunté.

"Sí." Contestó Owen.

"¿Pero qué hay del libre albedrío?" Le pregunté. "¿Cómo puede una persona disfrutar de una realidad simulada sin libre albedrío?"

"Las realidades simuladas, aunque predestinadas, pueden permitir que los clientes se sientan como si tuvieran libre albedrío." Dijo Owen. "Incluso en esta vida, la ciencia ya ha demostrado que las neuronas de nuestro cerebro disparan después de actuar, no antes de actuar."

"¿Así que estás diciendo que los humanos están predestinados?" Le pregunté.

"Es posible." Dijo Owen.

"¿Y estamos en una realidad simulada también?" Le pregunté.

"Las probabilidades son altas", contestó Owen. "Aunque esto no se puede probar técnicamente."

"Entonces, ¿por qué crearíamos esta existencia? ¿Por qué no crear una existencia con más control sobre el resultado?" Le pregunté.

"Al principio probablemente lo hicimos, pero con el tiempo, la previsibilidad se vuelve aburrida. Imagina los mejores videojuegos. ¿Son predecibles o impredecibles? ¿Tienes el control final sobre tu resultado?" Preguntó Owen.

"No", le contesté.

"Exactamente", dijo Owen.

"Así que si hemos creado nuestras propias realidades personalizables, eso significa que tendríamos que estar solos en este Universo, ¿verdad?" Le pregunté.

"Sí, como en un sueño", contestó Owen. "Tan reales que incluso sientes a las personas o a los objetos con los que sueñas, los cuales probablemente son sólo producto de tu imaginación."

"¿Y la gente se dará cuenta de que están en realidades simuladas?" Le pregunté.

"Todo depende de lo que la persona que ha diseñado su simulación desee en ese momento", contestó Owen.

"¿Cómo probamos que no estamos en una realidad simulada?" Le pregunté.

"Eso no está claro", contestó Owen. "Pero déjame hacerte una pregunta. A pesar de que los humanos han existido durante miles, si no millones de años, ¿crees que por casualidad estás viviendo en el único momento de la historia en que la tecnología ha alcanzado la singularidad? ¿Realmente crees que todo esto es una mera coincidencia?"

De repente, el hombre que me llevó a Owen entró en la habitación. "Es hora de despertar", dijo.


Ensimismado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad, ejerzo como detective liminal e investigador de percepciones extra-consensuales, convierto la “caca de la vaca” en oro, emulo al sastrecillo del cuento del traje nuevo del emperador, y siento que el espíritu de Don Quijote me ha poseído.

1 comentario :

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.

Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo.Y por favor incluye links!.

Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..