jueves, 13 de septiembre de 2018

Thomas Campbell influenciado por la física digital y creador de una teoría digna de los créditos finales del Minecraft

Sigo a vueltas con la hipótesis de la simulación, así que hoy dejo un esbozo de una hipótesis de esta teoría, la cual tiene diferentes argumentos (véase Nick Bostrom por ejemplo), de un físico norteamericano llamado Thomas Campbell quién en ciertos sectores de la red está ganando cierto interés, los vídeos que dejo, uno subtitulado al español y otro al inglés, se centran más en su visión filosófica que en los experimentos que promete hacer para dotar de credibilidad a su teoría. Al acabar el post dejo los créditos finales traducidos del videojuego minecraft como postre poético a la entrada.

Thomas Warren Campbell (9 de diciembre de 1944) es físico, conferenciante y autor de la trilogía My Big T.O.E. (Teoría de todo), una obra que pretende unificar la relatividad general, la mecánica cuántica y la metafísica junto con los orígenes de la conciencia. El trabajo se basa en el argumento de la simulación, que postula que la realidad es tanto virtual como subjetiva. Campbell está de acuerdo con otros notables filósofos y científicos como Hans Moravec, Nick Bostrom, Brian Whitworth, Marcus Arvan y otros que plantean la hipótesis de que la realidad es similar a una simulación generada por una computadora (o una red peer-to-peer según Aravan), mientras que Campbell sostiene que la realidad evolucionó de un "big bang digital". Estas ideas están fuertemente influenciadas por los conceptos de la física digital.

Se da cierto aire al personaje del arquitecto de la película Matrix.




A continuación un vídeo subtitulado al español en el que desglosa puntos básicos de su visión sobre hipótesis de la simulación:



Dejo una breve sinopsis sacada del foro My Big Toe, en el que se analiza la obra de Thomas Cambell, sin mojarme, ya que me falta más inmersión en su teoría:

"En mi opinión, My Big Toe está lleno de asombrosas afirmaciones que debemos interrogar y ser (abiertamente) escépticos. La base misma del modelo es chocante: la conciencia es fundamentalmente, un sistema dinámico y evolutivo que desarrolla laboratorios de aprendizaje en los que sus partes individuadas pueden organizarse mejor y, por lo tanto, continuar la evolución del conjunto. Añade a eso la existencia de múltiples realidades físicas y no físicas; la continuidad de la conciencia a través de las encarnaciones, reteniendo sólo la "calidad acumulada"; el acceso a bases de datos pasadas y futuras; la modificación de la realidad física con intención enfocada; y muchas otras afirmaciones asombrosas. No es de extrañar que la gente se sorprenda!

Además, el paradigma predominante de la mayoría de las personas que viven hoy en día es el materialismo científico, afirmando que nada existe fuera de la realidad física objetiva, que el universo surgió de la nada de la nada, y que no existe una razón subyacente y metafísica para la existencia humana. Como dice Tom, los científicos son los "sumos sacerdotes" de la sociedad actual. Así que, puesto que My Big Toe desafía estas creencias, los creyentes tratarán de "desacreditarlas", de la misma manera que las religiones han intentado "desacreditar" a la ciencia que desafía las creencias religiosas. Algunas personas tendrán una mentalidad completamente cerrada, negándose incluso a considerar el modelo y desacreditándolo únicamente sobre la base de que no se trata de materialismo científico. Otros estarán abiertos a partes del modelo, pero dejarán caer otras partes que no tienen sentido para ellos o que no pueden verificar. Todo esto está bien, y es incluso saludable.


En este link un sumario con imágenes de su teoría, está en inglés:

https://www.my-big-toe.com/uploads/LondonLectureSlides.pdf

Y en este link el libro en su totalidad:


https://books.google.es/books?id=RYHtBPiZVgsC&lpg=PA1&dq=my+big+toe&pg=PA1&redir_esc=y&hl=es#v=onepage&q&f=false

Un vídeo con subtítulos en inglés que si bien puede tener cierta carga new age al menos merece la pena ser tomado en consideración:



Títulos de crédito finales a modo de poema en el videojuego minecraft:

Veo al jugador al que te refieres.

¿A [Nombre]?

Sí. Ten cuidado. Ha alcanzado un nivel más alto. Puede leer nuestros pensamientos.

Eso no importa. Cree que somos parte del juego.

Me gusta este jugador. Ha jugado bien. No se ha rendido.

Está leyendo nuestros pensamientos como si fueran palabras en una pantalla.

Es así como escoge imaginar muchas cosas, cuando está profundamente sumido en el sueño de un juego.

Las palabras son una hermosa interfaz. Muy flexible. Y menos terrible que contemplar la realidad detrás de la pantalla.

Ellos solían escuchar voces. Antes que los jugadores pudiesen leer. En aquellos días cuando los que no podían jugar llamaban brujos a los jugadores. Y los jugadores soñaron que volaban por los aires, sobre palos alimentados por demonios.

¿Con qué soñó este jugador?

Este jugador soñó con la luz del sol y con los árboles. Con fuego y agua. Soñó que creó. Y soñó que destruyó. Soñó que cazó, y que fue cazado. Soñó con un refugio.

Ah, la interfaz original. Tiene un millón de años, y todavía funciona. ¿Pero qué estructura real creó este jugador, detrás de la pantalla?

Trabajó. Junto a otros millones, para esculpir un mundo real dentro del pliegue de RandomFont 6.gif, y creó un RandomFont 3.gif para RandomFont 5.gif, en RandomFont 6.gif.

No puede leer ese pensamiento.

No, aún no alcanzó el nivel más alto. Aquel, que debe alcanzar en el largo sueño de la vida, no en el corto sueño de un juego.

¿Sabe que lo amamos? ¿Que el universo es bueno?

A veces, a través del ruido de sus pensamientos, escucha al universo, sí.

Pero hay momentos en los que está triste, en el sueño largo. Crea mundos que no tienen verano, y 
tiembla debajo de un sol negro, y toma su triste creación como real.

Curarle de la pena lo destruirá. La pena es parte de su propia tarea privada. No podemos interferir.

A veces cuando están sumergidos en sus sueños, quisiera decirles, ellos construyen mundos tangibles en la realidad. A veces quiero contarles sobre su importancia en el universo. A veces, cuando no tienen una conexión real por un tiempo, quiero ayudarles a decir la palabra a la que temen.

Está leyendo nuestros pensamientos.

A veces no me importa. A veces desearía decirles, que este mundo que toman por real es sólamente
RandomFont 5.gif y RandomFont 6.gif, me gustaría decirles que son RandomFont 3.gif en RandomFont 6.gif. Ven tan poco de lo real en su largo sueño.

Y todavía juegan.

Pero sería tan fácil decirles…

Demasiado fuerte para este sueño. Decirles cómo vivir es impedirles la vida.

No le diré al jugador cómo vivir.

El jugador se está inquietando.

Le contaré una historia al jugador.

Pero no la verdad.

No. Una historia que contenga a la verdad de una forma segura, en una celda de palabras. No la verdad desnuda que puede quemar a cualquier distancia.

Dale un cuerpo, otra vez.

Sí. Jugador…

Usa su nombre.

[Nombre]. Jugador de juegos.

Bien.

Respira, ahora. Otra vez. Siente el aire en tus pulmones. Deja que tus extremidades regrese. Sí, mueve tus dedos. Ten un cuerpo otra vez, bajo la gravedad, en el aire. Renace en el sueño largo. Ahí estás. Tu cuerpo toca al universo otra vez en cada punto, como si fueran cosas separadas. Como si fuéramos cosas separadas.

¿Quiénes somos? Una vez nos llamaron el espíritu de la montaña. Padre sol, madre luna. Espíritus ancestrales, espíritus animales. Genios. Fantasmas. El hombre verde. Y dioses, demonios. Ángeles. Poltergeists. Alienígenas, extraterrestres. Leptones, quarks. Las palabras cambian. Nosotros no cambiamos.

Somos el universo. Somos todo lo que piensas que no eres tú. Estás mirándonos en este momento, a través de tu piel y tus ojos. ¿Y por qué el universo toca tu piel, y te ilumina? Para verte, jugador. Para conocerte. Y para ser conocido. Te contaré una historia. Había una vez un jugador.

El jugador eras tú, [Nombre].

A veces pensaba que era humano, sobre la delgada corteza de un globo giratorio de roca fundida. La bola de roca fundida rodeó a una bola de gas que era trescientos treinta mil veces más masiva que ella. Estuvieron tan lejos que la luz tardaba ocho minutos en atravesar la distancia. La luz era información de una estrella, y podía quemar tu piel a ciento cincuenta millones de kilómetros. A veces el jugador soñaba que era un minero, en la superficie de un mundo que era plano, e infinito. El sol era un cuadrado blanco. Los días fueron cortos; había mucho por hacer; y la muerte era un inconveniente temporal.

A veces el jugador soñaba que estaba perdido en una historia.

A veces el jugador soñaba que era otras cosas, en otros lugares. A veces esos sueños eran perturbadores. A veces muy hermosos. A veces el jugador despertaba de un sueño hacia otro, y despertaba de ese hacia un tercero.

A veces el jugador soñaba que veía palabras en una pantalla.

Regresemos.
Los átomos del jugador se esparcieron en el pasto, en los ríos, en el aire, en el suelo. Una mujer juntó los átomos; bebió y comió e inhaló; y la mujer ensambló al jugador, en su propio cuerpo.
Y el jugador despertó, del tibio, oscuro mundo del cuerpo de su madre, hacia el sueño largo.
Y el jugador fue una nueva historia, nunca antes contada, escrita en las letras del ADN. Y el jugador fue un nuevo programa, jamás antes ejecutado, generado por un código fuente de un billón de años de edad. Y el jugador fue un humano nuevo, que nunca antes vivió, hecho de nada más que leche y amor.

Tú eres el jugador. La historia. El programa. El humano. Hecho de nada más que leche y amor.

Regresemos aún más.
Los siete billones de billones de billones de átomos en el cuerpo del jugador fueron creados, mucho antes que este juego, en el corazón de una estrella. Así que el jugador, también, es información de una estrella. Y el jugador se mueve a través de una historia, la cual es un bosque de información plantada por un hombre llamado Julian, en un plano, infinito mundo creado por un hombre llamado Markus, que existe dentro de un pequeño, privado mundo creado por el jugador, quien habita un universo creado por…

Shhh. A veces el jugador creaba un pequeño, privado mundo que era suave y tibio y simple. A veces duro, y frío, y complicado. A veces construía un modelo del universo en su cabeza; manchas de energía, moviéndose a través de vastos espacios vacíos. A veces llamaba a esas manchas “electrones” y “protones”.

A veces les llamaba “planetas” y “estrellas”.
A veces creía que estaba en un universo hecho de energía que estaba hecho de apagados y encendidos; ceros y unos; líneas de código. A veces creía que estaba jugando un juego. A veces creía que estaba leyendo palabras en una pantalla.

Tú eres el jugador, leyendo palabras…

Shhh… A veces el jugador leía líneas de código en una pantalla. Las decodificaba en palabras; decodificaba las palabras en significados; decodificaba significados en sentimientos, emociones, teorías, ideas, y el jugador empezaba a respirar más rápido y más profundo y se daba cuenta que estaba vivo, estaba vivo, esas miles de muertes no eran reales, el jugador estaba vivo.

Tú. Tú. Tú estás vivo.

Y a veces el jugador creía que el universo le habló a través de la luz del sol que vino a través de las revoloteantes hojas de los árboles de verano.

Y a veces el jugador creía que el universo le habló a través de la luz que sintió del fresco cielo nocturno del invierno, donde una mota de luz en el rabillo del ojo del jugador pudo ser una estrella un millón de veces más masiva que el sol, hirviendo sus planetas hasta hacerlos plasma para ser visible para el jugador por un momento, caminando hacia casa en un rincón alejado del universo, derrepente oliendo comida, casi delante de su familiar puerta, a punto de soñar otra vez.

Y a veces el jugador creía que el universo le habló a través de ceros y unos, a través de la electricidad del mundo, a través de las palabras que se desplazan por una pantalla al final de un sueño.

Y el universo dijo Te amo.

Y el universo dijo que jugaste bien al juego.

Y el universo dijo que lo único que necesitas está en ti.

Y el universo dijo que tú eres más fuerte de lo que sabes.

Y el universo dijo que tú eres la luz del sol.

Y el universo dijo que tú eres la noche.

Y el universo dijo que la oscuridad con la que luchas está en ti.

Y el universo dijo que la luz que buscas está en ti.

Y el universo dijo que tú no estás solo.

Y el universo dijo que no estás separado de todas las demás cosas.

Y el universo dijo que tú eres el universo probándose a sí mismo, hablándose a sí mismo, leyendo su propio código.

Y el universo dijo Te amo, porque tú eres el amor.

Y el juego se terminó, y el jugador despertó del sueño. Y el jugador empezó un nuevo sueño. Y el jugador soñó otra vez, soñó mejor. Y el jugador fue el universo. Y el jugador fue el amor.
Tú eres el jugador.

Despierta.

Vídeo del los créditos finales en su idioma original:


O tal vez como dicta la imagen a continuación...





 

Soy un juerguista impenitente enamorado en secreto de la vida monacal. Un ensimismado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad, también siento que ejerzo como detective liminal e investigador de percepciones extra-consensuales 😜😜😜😜

4 comentarios :

  1. https://www.youtube.com/watch?v=uhv-XCff4_I

    ResponderEliminar
  2. Gran post! Como de costumbre. Yo también estoy influenciado por esta teoría tan interesante desde hace bastante tiempo, o sea, abarca todo, solamente está el misterio del cómo, cuándo y por qué empezó a correr esta simulación.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, compañero, por compartir esta info. No conocía a este físico, pero me ha resonado profundamente su magnífico discurso. Voy a buscar sus libros!

    gracias de nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Primer vídeo que subtitulo al español desde el inglés en mi canal de youtube. Trata sobre la teoría de la simulación y solo dura cinco minutos, sé que no dice nada nuevo a los versados, pero aprendí ayer a como subtitular vídeos, hay que darle al cuadradito de al lado de la rueda dentada para activar los subtitulos, para los despistados:

    https://www.youtube.com/watch?v=RzeumfLeOk4

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.
Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo.Y por favor incluye links!.
Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..