martes, 3 de septiembre de 2019

Necesitamos saber si estamos viviendo en una simulación por Rizwan Virk (Traducción)

Dejo un artículo traducido escrito por Rizwan Virk  (ya mencionado en este blog con anterioridad) aparecido originalmente en la web de medium ONe Zero que nació como respuesta a otro artículo escrito en el New York Times por el filosófo Preston Greene y que se titulaba "¿Estamos viviendo en una simulación por ordenador? Mejor no saberlo"


¿Estamos viviendo en una simulación?



La pregunta parece estar ganando popularidad este año, el 20º aniversario del lanzamiento de la encarnación más popular de la hipótesis de la simulación, la película icónica, The Matrix. Esta misma semana se anunció una nueva secuela, The Matrix 4, con las estrellas Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss retomando sus papeles.

El profesor de filosofía Preston Greene escribió recientemente un editorial en el New York Times proponiendo que si estamos en una simulación, es mejor no averiguarlo. No estoy de acuerdo.



Primero algunos antecedentes. Las versiones actuales de la hipótesis de simulación se basan en nuestros recientes avances en la tecnología de los videojuegos. El profesor de Oxford Nick Bostrom popularizó la idea en su artículo de 2003, "Are You Living In a Computer Simulation?". Desde entonces, Elon Musk, entre muchos otros, ha defendido este argumento, que afirma que si alguna civilización puede llegar al Punto de Simulación (la capacidad tecnológica para crear un mundo virtual tan realista como el mundo físico), entonces probablemente ya ha ocurrido.

Esto significa que probablemente hay muchos más seres simulados en los mundos virtuales que seres "reales" en la realidad base. Después de todo, los simuladores pueden aumentar un nuevo servidor y crear mil millones de seres simulados más. Dado que presumiblemente no habría una forma sencilla de saber si eres un ser simulado o un ser "real", los meros números sugerirían que es más probable que estemos dentro de una simulación que no. Esta línea de razonamiento es ampliamente referida como el argumento de la simulación, y es lo que llevó a Musk a especular que las probabilidades de que no estemos en una simulación son "una en miles de millones".

Este concepto es el equivalente moderno de una idea muy antigua. Se remonta miles de años atrás a la Cueva de Platón y a las religiones orientales, como el budismo y el hinduismo, que explicitan la idea de que estamos viviendo en un mundo ilusorio llamado maya. El concepto también está ligado a las religiones judeo-cristianas, que nos dicen que nuestras buenas y malas acciones dentro de este mundo están siendo observadas por "ángeles registradores", y seremos juzgados en base a una visión de éstas después de la muerte.

Hoy en día, no sólo nuestra tecnología de videojuegos se está volviendo lo suficientemente buena como para que podamos ser capaces de construir pronto nuestros propios mundos simulados, sino que nuestros científicos y tecnólogos están proponiendo nuevos experimentos e interpretando los resultados de los experimentos existentes que revelan que, de hecho, ya podemos estar en una simulación.

¿Debería llevarse a cabo esta investigación de manera agresiva?

Las implicaciones de la hipótesis de la simulación van mucho más allá de cualquier campo, por lo que filósofos, científicos, tecnólogos y teólogos se están implicando en esta importante cuestión. Debemos tomarnos en serio todas estas perspectivas cuando consideremos si debemos seguir investigando sobre si estamos o no en una simulación.

Primero, ¿es posible saber si estamos en una simulación?

Algunos han argumentado que la hipótesis de la simulación es no falsable, lo que significa que no puede ser refutada definitivamente. Por lo tanto, no es "científico" en absoluto y debería ser ignorado. Sin embargo, el simple hecho de que no se pueda probar que algo está mal no significa que no podamos encontrar evidencia de que sea cierto. Los científicos pensaron que los meteoritos que caían del cielo eran mitológicos, basados sólo en evidencia anecdótica. El modelo de realidad prevaleciente en ese momento no permitía esta posibilidad - y por lo tanto insistieron en que este fenómeno no existía. Eventualmente, además de las historias anecdóticas de rocas que caen del cielo, los científicos encontraron evidencia contundente que los llevó a cambiar su modelo de cómo funciona el universo. Como todos los cambios de paradigma, pasaron muchos años antes de que este nuevo modelo fuera aceptado como mejor adaptado a la realidad.

Un número de investigadores, incluyendo el físico ganador del Premio Nobel George Smoot y Leonard Susskind de Stanford, creen que la física ya nos está mostrando evidencia a través de efectos cuánticos de que estamos en una simulación. En mi libro, The Simulation Hypothesis, sostengo que los fenómenos cuánticos inexplicables (en particular la indeterminación cuántica y el entrelazamiento cuántico) no tienen sentido en un mundo material, pero tienen mucho más sentido cuando se observan a través del modelo de un mundo simulado, basado en la información. Otros físicos creen que la naturaleza pixelada del espacio y, potencialmente, del tiempo, dan crédito a la idea de que estamos en una simulación basada en un motor de computadora.

El ex físico de la NASA Tom Campbell, junto con Houman Owhadi de Caltech, propuso una serie de experimentos basados en fenómenos cuánticos que demostrarían que estamos en una realidad de videojuegos. Recaudaron dinero en Kickstarter y tuve la suerte de ver el comienzo de estos experimentos, ya en marcha. Los experimentos intentan mostrar que uno de los mayores misterios de la física cuántica, el efecto observador, requiere un observador consciente, y no sólo un dispositivo de medición.

Thomas Campbell influenciado por la física digital y creador de una teoría digna de los créditos finales del Minecraft

La conclusión pretende demostrar que el mundo físico sólo se renderiza cuando hay un "jugador" que lo observa, como en un videojuego. El famoso hacker George Hotz (fundador de la compañía de coches autopropulsados Comma.ai) hizo una polémica presentación en SXSW en la que sugirió que tratáramos de "hackear" la simulación. Sam Altman de YCombinator dijo que él sabía de varios multimillonarios que estaban financiando sus propias maneras de hackear la simulación.




Esto nos lleva de nuevo a la cuestión de si debemos hacerlo.

Dada la rapidez con la que progresa este concepto, es posible que dentro de una década podamos encontrar pruebas sólidas de que estamos viviendo dentro de una simulación.

 El argumento de Greene era realmente una versión tecnológica de la apuesta de Pascal: incluso si no estás seguro de si hay un Dios, es mejor comportarse como si lo hubiera, por si acaso te equivocas. Greene argumentó que si estamos en una simulación podría ser un proyecto de investigación, y que los proyectos de investigación dependen de que los sujetos no sepan de la investigación. Si hiciéramos experimentos y demostráramos que estamos en una simulación, ¡los simuladores podrían apagarnos! En ese caso, es mejor no averiguarlo, ya que podría resultar en el fin de nuestra civilización y del mundo. Nick Bostrom, que popularizó el argumento de la simulación, también ha expresado sus reservas acerca de intentar probar que estamos en una simulación, porque a los simuladores puede no gustarles.

Una pregunta relacionada que me hacen a menudo desde que salió mi libro es ¿por qué debería importarnos si estamos en una simulación? Aunque el razonamiento aquí es diferente al de de Greene (en esta versión, ya que no hace ninguna diferencia en mi vida, ¿por qué molestarse?) la conclusión es la misma: es mejor no saber.

Creo que la respuesta a esta pregunta está contenida dentro de un aspecto pasado por alto de la teoría de la simulación. Es decir, que hay dos versiones de la hipótesis de la simulación que pueden entenderse mejor a través de la lente de los videojuegos.

1. La versión NPC (personajes no jugadores). En una versión, todas las entidades dentro de la simulación (nosotros) son en realidad como personajes no jugadores (llamados NPCs) en los videojuegos - personajes artificiales simulados que no existen fuera del juego. El argumento de la simulación de Bostrom se basa en el hecho de que habría muchos más de estos seres que seres "reales" en la realidad de base que lanzó la primera simulación. Smoot estimó que la relación entre los seres simulados y los reales podría ser de hasta 10¹² a 1.

2. La versión RPG. En esta versión, que es el modelo sugerido por las religiones del mundo, existimos como entidades conscientes fuera de la simulación y simplemente estamos jugando un "papel" o asumiendo un "avatar" (podríamos llamarlo un "cuerpo") dentro del mundo simulado. Esto no es diferente a la situación en The Matrix: Neo (Keanu Reeves) y Morpheus (Laurence Fishburne) existían fuera de la simulación y dentro de ella.

Estas dos versiones no son mutuamente excluyentes. Un videojuego como World of Warcraft, por ejemplo, tiene tanto personajes de jugador como NPCs. Pero nos lleva a un aspecto importante, si no bien entendido, de nuestra existencia, lo que David Chalmers de la Universidad de Nueva York llamó "el duro problema de la conciencia".

https://chitauri.blogspot.com/2019/06/no-hay-duda-de-que-cambiara-al-mundo-el.html

Este es el punto de por qué esto no es sólo una cuestión científica, sino que también afecta a la filosofía y a la religión.

Si somos personajes de RPG en una simulación, eso significa que la mayoría de nosotros ya existimos como entidades conscientes fuera de la simulación.

Ya seamos NPCs en una simulación ejecutada en una computadora, o entidades de juego de roles que participan activamente en la simulación, hay una gran diferencia en cuanto a si debemos proceder con esta investigación.

Si somos NPCs dentro de un juego solamente, entonces puede haber restricciones que nos impidan entender que estamos dentro de un videojuego. En este escenario, si descubrimos que estábamos en una simulación y los simuladores no quisiesen que lo supiéramos, podrían simplemente "rebobinar" la simulación y borrar esos recuerdos, en lugar de apagarlo todo.

De hecho, si asumimos que estamos en una simulación de NPCs, entonces también podemos asumir que esto probablemente ya ha ocurrido, quizás más de una vez - simplemente no lo recordamos.

Sin embargo, todavía estamos aquí, así que esto por sí solo no significa que la simulación no pueda continuar. Philip K. Dick creyó que esto ya había ocurrido varias veces y escribió su novela, El hombre en el castillo, porque afirmaba haber recordado una línea de tiempo alternativa en la que los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial, una línea de tiempo que fue "rebobinada" por los simuladores.

Si somos personajes de RPG en una simulación, eso significa que la mayoría de nosotros ya existimos como entidades conscientes fuera de la simulación. Como en The Matrix, no somos conscientes de este hecho porque la simulación es tan buena que es indistinguible de la realidad. Al igual que Neo y Morfeo, apagar la simulación significaría simplemente "despertar" de la ilusión.

He aquí por qué tiene sentido averiguar si estamos en una simulación, observada a través de varios lentes diferentes:

El argumento RPG/videojuego.

Si lo miramos a través de la lente de un videojuego, cada juego moderno tiene logros y misiones para guiar al personaje. Entender que estás en un juego es el primer paso para entender cómo lograr los resultados deseados del juego. Si estamos dentro de un juego como Grand Theft Auto, por ejemplo, las cosas que nuestros personajes hacen a continuación serían radicalmente diferentes. Aunque la naturaleza del juego y los logros correspondientes no están claros en este momento, aprender que estamos en el juego sería el primer paso para enfocarnos en los resultados "correctos". De hecho, el objetivo de todo el juego podría ser ver si podemos reconocer que estamos dentro de él.


El argumento de Matrix.

Si estamos dentro de un RPG como The Matrix, no sólo no dejaremos de existir, sino que podremos escapar de los simuladores. Si estamos en una simulación, podríamos ser esclavos de alguna raza dominante, y el primer paso para liberarnos sería saber que estamos dentro de un juego. En este contexto, "finalizar la simulación" sería el resultado deseado, en lugar de "continuar la simulación".


El argumento religioso. 

En una inversión del argumento de The Matrix, y en línea con el argumento de los videojuegos, la mayoría de las religiones del mundo expresan la idea de que estamos aquí con un propósito y que estamos siendo monitoreados y registrados (a través del karma en las tradiciones orientales y el Libro de la Vida y el Pergamino de los Hechos en el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam). Saber que estamos dentro del juego no terminaría el juego. De hecho, se podría argumentar que todas las religiones del mundo comenzaron porque alguien se asomó fuera de la simulación y regresó para decirnos cuál es la naturaleza del juego. Esto no sólo no terminó el juego, sino que lo mejoró para los jugadores que aún no lo han hecho.


El argumento de la ciencia.

El objetivo de la ciencia es comprender la naturaleza del mundo que nos rodea. Descubrir las reglas de la física puede, de hecho, ser sólo descubrir las reglas del motor de física que gobierna nuestra simulación. La ciencia, de alguna manera, ha abandonado las grandes preguntas de por qué estamos aquí y por qué las cosas funcionan como lo hacen. En mi libro, sostengo que la razón por la que estamos desconcertados por el fenómeno cuántico es que no entendemos su propósito o contexto, pero la hipótesis de la simulación proporciona un marco de referencia para explicar por qué las cosas funcionan de la manera en que lo hacen. El objetivo de toda la ciencia puede ser, de hecho, determinar si estamos en una simulación o no. En este caso, no tiene sentido no continuar con la investigación científica de esta cuestión.

Aunque podría extenderme sobre cada uno de estos argumentos, creo que expresan colectivamente las razones por las que debemos proceder con la investigación en simulación. Los objetivos de la religión, la ciencia y la filosofía son más similares de lo que cada campo podría admitir: comprender la naturaleza del mundo que nos rodea.
Descubrir si estamos en una simulación es la pregunta crucial que subyace en todos estos campos y podría ser la única manera de que todos estos campos avancen y comprendan realmente la realidad.





Asombrado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad, ejerzo como detective liminal e investigador de percepciones extra-consensuales, convierto la “caca de la vaca” en oro, emulo al sastrecillo del cuento del traje nuevo del emperador, y siento que el espíritu de Don Quijote me ha poseído.

10 comentarios :

  1. Dejé el post en el foro de burbuja donde hubo algún que otro encontronazo:

    https://i.imgur.com/kzUJZ0c.png

    ResponderEliminar
  2. https://i.imgur.com/OorfM7p.png

    ResponderEliminar
  3. Undeniable proof that we’re living in a simulation

    https://i.imgur.com/B1yfk79.jpg

    ResponderEliminar
  4. How can an infinite universe be simulated?

    Procedurally generated backgrounds with the observations of consious beings ?

    Like a mix of simulation theory and biocentrism.

    No reason why the universe can't operate the same way No Man's Sky does with predetermined chance values procedurally generating everything you see.

    ResponderEliminar
  5. https://i.imgur.com/daU4Cu9.jpg

    ResponderEliminar
  6. https://i.imgur.com/DkGAK80.png

    ResponderEliminar
  7. Estoy participando en este experimento, en dos semanas a los participantes se nos dirá el resultado vía reddit:


    https://docs.google.com/forms/u/0/d/e/1FAIpQLSfkkNP_TelZQryMVWbo2wQy667iiHKlwW8tckSeboZrOK7ZmQ/formResponse

    ResponderEliminar
  8. https://libertaliadehatali.wordpress.com/2019/11/19/que-es-la-teoria-de-la-simulacion-y-porque-es-importante/

    ResponderEliminar
  9. https://i.imgur.com/noT1UTi.png

    https://reddit.com/r/AWLIAS/comments/eg3goe/maybe_we_created_this_reality_to_escape_our_own/

    ResponderEliminar
  10. Extracto de 12 minutos de Joe Rogan y Lex Fridman hablando sobre la hipótesis de la simulación:

    https://www.youtube.com/watch?v=ZFID_rgzE_Y

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.

Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo. Y por favor incluye links!.

Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..