jueves, 31 de marzo de 2022

Si para huir del dolor, la contrapartida es la anhedonia, pues vaya. (repitiendo líneas de guión)

15 comentarios :

Lo dejé entrever en una entrada del año 2017 titulada "¿Son libertad y amor conceptos antagónicos?", añadiré una serie de acotaciones en esta segunda parte.

Dicen muchas filosofías, generalmente orientales, que no te identifiques ni con tu ego ni con lo que le acontece, el caso es que eso me recuerda a la "alteración pasajera perceptual" denominada desrealización.

El problema es que cuando adoptas esta postura vives con menos intensidad el ju-ego, me explico, si por ejemplo eres del Real Madrid desde chiquitito, conoces su historia, sus jugadores, sus proezas, pero dejas de identificarte con unos colores, y ves los partidos con desap-ego, al final no gozarás tanto de las victorias, tampoco sentirás tristeza por las derrotas, ¿Se me entiende?. Este no deja de ser un ejemplo banal. 

Si para huir del dolor la contrapartida es la anhedonia, pues vaya.