jueves, 28 de junio de 2018

El Retorno de los Gnósticos

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Os dejo traducido un artículo del estudioso del gnosticismo Miguel Conner que apareció escrito originalmente en esta entrada del blog de Graham Hancock y posteriormente en la web thegodabovegod del propio Conner.

Sé que es un tema muy manido en mi blog, pero aunque solo sea por la cita final de un libro de Colin Wilson, me pareció merecedora de ser traducido, además, yo también creo que estamos en un revival del gnosticismo, ya que sus temas abundan en series, películas, libros, e incluso en la forma en que consumimos la información (véase las fake news, que se mencionarán a lo largo del presente artículo).



El Retorno de los Gnósticos


Un candidato gana la presidencia de Estados Unidos y una parte considerable de la población rechaza los resultados, abrazando historias ambiguas de certificados de nacimiento o la intromisión rusa. Los gerifaltes de la tecnología como Elon Musk contemplan que la humanidad podría estar viviendo en una realidad simulada. Teorías como la de la Tierra plana o la de los señores lagarto son ampliamente compartidas en los muros de Facebook junto con fotos de vacaciones y de niños. Un sentimiento de alienación se instala en una población mundial que ya no confía en sus instituciones religiosas, políticas o educativas. Ser paranoico ya no es un defecto de personalidad sino una habilidad de supervivencia, para muchos, y muchos parecen aceptar a regañadientes cualquier teoría de la conspiración como los cuentos de ese tío pomposo en la cena de Navidad.

Estamos viviendo en tiempos gnósticos.


Para muchos los antiguos gnósticos son una curiosidad histórica, místicos herejes de los primeros tiempos cristianos que perdieron ante aquellos vencedores que escribieron nuestra historia. Para otros, el gnosticismo es la inyección de combustible que enciende la imaginación de las organizaciones ocultas y las sociedades secretas que todavía creen que son secretas; o las obras de William Blake, Philip K. Dick y Philip Pullman, así como el guión de mitos modernos como The Matrix. Algunos académicos como Michael Williams (Repensando el Gnosticismo) y Karen King (¿Qué es el Gnosticismo?) afirman que nunca existió.

Los gnósticos existieron, sin embargo, y su esencia está en medio de nosotros. ¿Significa eso que la pesadilla gnóstica finalmente se ha hecho realidad, advertida en sus evangelios bizantinos y proteicos?

En cierto modo lo ha hecho, sin embargo,  a estos tiempos les falta un ingrediente que hizo a los gnósticos tan peligrosos para los gobernantes del mundo. Primero, para comprender cómo ha retornado en parte la sensibilidad gnóstica y qué es lo que falta, mejor que nos familiaricemos con el gnosticismo.

¿Qué es el gnosticismo?

 Edwin Austin Abbey

Los orígenes de los gnósticos aún se debaten. La mayoría de los académicos asumen que el gnosticismo surgió durante el siglo II o III d.C., aunque otros presumen una fecha mucho más temprana - quizás de antiguos orígenes judíos, mesopotámicos o egipcios. Como sostiene April DeConick en La Nueva Era Gnóstica, el comienzo del Gnosticismo es un hombre de paja ya que nunca fue realmente una religión sino una orientación metafísica que se encuentra en muchas culturas antiguas y que proviene de muchas tradiciones que se unieron en la naciente cristiandad. Esta fluidez del gnosticismo y el hecho de que tan pocas de sus obras hayan sobrevivido ha hecho frustrante tanto para los eruditos como para los ocultistas entender los principios gnósticos. Sin embargo, el descubrimiento y el estudio de los códices de Nag Hammadi proporcionan una imagen más clara de los gnósticos - especialmente cuando se combina con las últimas investigaciones del libro de DeConick, Dylan Burns (Apocalipsis del Dios Extraterrestre), y David Brakke (Los gnósticos).

Así, a partir de estos estudiosos y de otras investigaciones, podemos deducir cuatro elementos intrínsecos al gnosticismo:

1) Vivimos en una realidad simulada, un planeta prisión (en el peor de los casos) o una ilusión que nos distrae (en el mejor de los casos). Esta realidad simulada es controlada por guardianes estelares o ganaderos cósmicos que, aunque quizás divinos, son en última instancia supervisores deficientes de un universo deficiente. Y, en algunos casos, se alimentan de nuestras almas (o chispas divinas, como lo llamaban algunos gnósticos) para alimentar el cosmos mismo. Estos guardianes estelares - en algunas narrativas ángeles ignorantes y rebeldes - eran  llamados arcontes (término griego para "gobernantes") en textos gnósticos; su líder era a veces conocido como el Demiurgo (término griego para "trabajador público" y a menudo asociado con la deidad del Antiguo Testamento).
    

2) Nuestro verdadero origen, como dijo Philip K. Dick, está en las estrellas (o más probablemente más allá de las estrellas).i Hemos olvidado nuestra herencia extraterrestre, la mayoría de nosotros sufrimos de amnesia a través de muchas encarnaciones del software del mal karma. Nuestra chispa divina pertenece a un dios hasta ahora desconocido y fuera de los dominios materiales. Cómo ocurrió esta separación varía en las narrativas gnósticas, desde un cataclismo de la pre-creación a simplemente una conciencia suprema luchando con su auto-conciencia.
    

3) Para aquellos de nosotros que estamos listos, ocurre un despertar a nuestros orígenes excelsos,  causado por la llamada o las enseñanzas de un revelador trascendente. Esta es la Píldora Roja o lo que se conocía como Gnosis - conocimiento experiencial o conocimiento de estados de existencia más elevados e idealizados. Piensa en Morfeo cortejando a Neo en Matrix. Para los antiguos gnósticos, el revelador trascendente tomó formas variadas que incluían a Jesús, Zoroastro, María Magdalena, Set el tercer hijo de Adán, o la diosa Luciferina Sofía. Los maniqueos, una secta gnóstica, colocaron al Buda en ese elevado nivel.
    

4) A través de rituales extáticos, los seres recién despertados podían vivenciar vuelos astrales más allá del mundo, pasando por alto los reinos celestiales gobernados por los arcontes, y comulgar con aspectos del dios bueno que no residía en un lugar sino en un estado de ser llamado el Reino Eterno,el Tesoro de la Luz, o el Pleroma (Griego para "plenitud"). La meta para el gnóstico naciente, entonces, era llegar a ser completamente angélico. Tal y como se dice en el Evangelio gnóstico de Felipe: "Viste a Cristo, te convertiste en Cristo".


Oresme Spheres


El viaje hacia adentro era tan crucial como el viaje hacia afuera, y podía conducir al mismo lugar. Como escribió Elaine Pagels en Los Evangelios Gnósticos, "Sin embargo, conocerse a sí mismo, en el nivel más profundo, es conocer a Dios; éste es el secreto de la Gnosis". ii

Y es útil tener en mente el tema del autoconocimiento al abordar cualquier trabajo gnóstico. Como William T. Vollmann escribió en el New York Times:

"Como corpus, las escrituras (gnósticas) son casi incoherentes, como una multitud de sabios, místicos y locos que hablan a la vez. Pero siempre nos llaman a conocernos a nosotros mismos". iii

Con eso en mente, estos puntos nos pueden ayudar a definir varios grupos como parte de la corriente gnóstica histórica, ya sean los Sethianos, Herméticos, Cátaros, Mandeos, Yezidi, e incluso formas de Cábala y Sufismo. 

Elohim Creating Adam, William Blake


Las cuatro carácterísticas trabajan con la definición de otros eruditos - por ejemplo con el de un erudito bíblico preeminente, Bart Ehrman, en mi libro, Voces del Gnosticismo:

"En el caso del gnosticismo, la Gnosis es la base misma de la salvación. Uno llega a la Gnosis por revelársela a esa persona, y a través de esa revelación se despierta de la ignorancia, del sueño o de la embriaguez, que son varias metáforas que se usan para el estado del ser humano antes de recibir la Gnosis. Una vez que la Gnosis es revelada a esa persona y es aceptada por esa persona, es en última instancia la base para la integración en el mundo de lo divino de donde esa persona se originó. Una de las características esenciales de la Gnosis en términos de su contenido es que el conocimiento que salva es el conocimiento de que el mundo en el que vivimos no es el mundo eterno y que nuestros seres más íntimos son divinos y consustanciales con un ser divino que está más allá del mundo, y en última instancia no es responsable de su creación. "iv

El gnosticismo en un contexto moderno

 The Matrix World


Más allá de los poderosos y radicales motivos que el Gnosticismo ofrece para el arte visual moderno, como los que se encuentran en películas como The Truman Show, Inception, The Matrix, o en series de televisión como The Prisoner o Westworld, una de las ventajas del Gnosticismo es que puede ser tomado literal, espiritual o psicológicamente como uno quiera. Como ilustración, Carl Jung basó gran parte de sus teorías de psicología profunda en la cosmología gnóstica, principalmente porque veía al gnosticismo como una disciplina que escarbaba eficientemente en el subconsciente para obtener visiones terapéuticas. En la misma línea, el erudito Stevan Davies dijo: "El Salvador no es un ser celestial traído a la tierra; el Salvador es una capacidad de la mente, y el viaje del Salvador desde arriba es en realidad el propio discernimiento viajando desde adentro. "v

El Gnosticismo puede ser tomado tan políticamente como uno quiera, ya sea que los gobernantes reptiles extraterrestres o el Deep State tomen el lugar del Demiurgo y sus arcontes. Para el gnóstico, la realidad era negociable; escapar de las limitaciones de este mundo no lo era. Y para aquellos en el poder a lo largo de la historia, la sospecha gnóstica hacia la autoridad, el rechazo de los sistemas terrenales, la negación de los dioses creadores y la individualidad artística eran inaceptables. Los gnósticos declararon que toda la realidad era "fake news". Como DeConick escribe en su libro, "Las ideas en las escrituras gnósticas no son inocentes. No son inocuas. Más bien, son provocativas. Implican riesgo. Ponen en tela de juicio. Ella también escribe que "la escritura gnóstica no se convirtieron en escrituras prohibidas". Eran escrituras prohibidas. "vii

Como se puede ver, la actitud gnóstica ha empapado la cultura actual, en un nivel u otro. El juego está amañado, los dados fueron cargados desde el principio. Lo mejor que podemos hacer es buscar y protestar contra el cosmos y sus ingenieros de software de mal karma - ir a aventuras de otro mundo a lugares donde los ángeles gobernantes temen pisar para encontrar alivio y un sentido de integridad.

El ingrediente perdido en el gnosticismo de hoy en día

Red Pill/Blue Pill

Más allá de la falta de esperanza (o podría llamarse fe), hay un ingrediente crucial que falta en la sociedad de hoy en día y que no está a la altura de una mentalidad gnóstica plena (y la de otros movimientos esotéricos antiguos). Es mejor que lo explique el erudito de la obra de Philip K. Dick, Erik Davies:

"Me gustaría sugerir, en cambio, que el impulso de trascender -el ascenso neoplatónico a través de las esferas, el repentino despertar de los gnósticos, el rechazo del monje del desierto al élan vital- no es simplemente un error filosófico o la huella del patriarcado, sino que está impulsado por un anhelo intensamente lúcido de la más alta de las metas: la liberación "viii".

Sí, más que nada los gnósticos buscaban la libertad, una libertad indomable y sin disculpas. Esa, en verdad, es quizás la razón por la que fueron considerados los más grandes herejes de las autoridades tanto seculares como religiosas: querían una libertad que no estuviera almacenada en ninguna construcción material.

Anonymous

Un verdadero gnóstico moderno estaría más cerca del Existencialismo Positivo del autor británico Colin Wilson. Como Gary Lachman escribió en su biografía de Wilson, Beyond the Robot:

"El Forastero es alguien que mira "demasiado profundo" y que la mayor parte de lo que ve es "caos". Él o ella vive en el mundo con un sentido de "extrañeza" e "irrealidad". La realidad segura y estable que la mayoría de nosotros percibimos es para el Forastero una ilusión, una fachada que oscurece una posibilidad más peligrosa y amenazadora: la de la nada, el nihilismo y el vacío, la total inconsecuencia de la vida humana y de todos sus logros. Para el Forastero, los valores y significados que constituyen la vida para la mayoría de la gente - un buen trabajo, una casa grande, una buena cuenta bancaria - están vacíos y son, en el mejor de los casos, "intentos de pasar por alto, de hacer parecer civilizado y racional algo que es salvaje, desorganizado, irracional". Él representa la Realidad. Busca un significado y un propósito que el mundo cotidiano no puede proporcionar y su salvación radica en comprenderlo y abrazarlo con total convicción".

Eso sería el gnosticismo en los tiempos modernos. Ahí es donde los gnósticos a través de los siglos encontraron la paz, más allá de lo imaginable (y aceptable) hasta sublimes estados de libertad no refinada. Tan loco y paranoico como eso pueda sonar (y los gnósticos fueron acusados regularmente de ello), es quizás la mejor actitud para mantenerse cuerdo en estos tiempos de realidad negociable. Tal vez no vivimos en tiempos gnósticos, pero la psique de la cultura occidental está finalmente abriendo su tercer ojo y poniéndose al día con lo que los gnósticos descubrieron hace 2000 años.

Como Morfeo le dice a Neo después de tomar la píldora roja, casi se oye la voz de los antiguos herejes diciéndonos: "Bienvenidos al desierto de lo real". 

The Matrix

 

 Bibliografía

ii Elaine Pagels, The Gnostic Gospels (New York: Vintage Books, 1981), p. xviii-xix.
iv Miguel Conner, Voices of Gnosticism (Dublin, Ireland: Bardic Press, 2010), p. 74.
v Stevan Davies, The Secret Book of John, The Gnostic Gospel (Nashville: SkyLight Illuminations, 2005), p. xx
vi April DeConick, The Gnostic New Age (New York: Columbia University Press, 2016), p. 4.
vii Ibid, p. 5.
viii Erik Davis, Nomad Codes (Berkeley: Yeti, 2010), p. 152.
ix Gary Lachman, Beyond the Robot (New York: TarcherPerigee, 2016), p. 2-3.



















 

Soy un juerguista impenitente enamorado en secreto de la vida monacal. Un ensimismado cotidiano ante las manifestaciones de la bizarra realidad.

3 comentarios :

  1. https://www.youtube.com/watch?v=UphAtzpZF5U

    ResponderEliminar
  2. Super interesante, hace rato me siento como el forastero.............y como dice el kibalyon esto no es mas que un juego...

    ResponderEliminar
  3. Mmm, Archon + Technology = Architect, Mmm.

    https://www.youtube.com/watch?v=WywEir8Srbk

    ResponderEliminar

Gracias por compartir ideas en los comentarios, y por ayudar a co-crear una atmósfera lúdica e informativa.
Con ese espíritu deja tus comentarios, es decir de modo cívico y constructivo.Y por favor incluye links!.
Absténganse loros atrapados en túneles de realidad obsoletos y con poca humildad para saber que la búsqueda de la verdad es un juego, y que hay que cuestionarse todo lo que te enseñaron (adoctrinaron) en el colegio, sinagoga, grupo familiar etc...

Si quieres contactar conmigo mi email es: lumevin@gmail.com

Con los nuevos cambios que implementé ya puedes dejar imágenes sin necesidad de código, únicamente pegando la url de la imagen, lo mismo con vídeos de youtube o vimeo, que saldrán directamente..